CA confía en que el retraso no afecte a los plazos y la oposición teme que se pierdan los fondos


El concejal de Medio Ambiente, Xan Duro, confía en que el retraso hasta septiembre de la firma del convenio no afecte a los plazos de ejecución de la depuradora. El edil considera que la fecha de finales del 2022 o principios del 2023 sigue vigente y, por ello, estima que no están en peligro los fondos europeos. El miembro de Compostela Aberta (CA) asegura que estarán «vixiantes» e insistió en que «é un retraso, non unha paralización». De hecho, explicó que en Silvouta se están recogiendo datos, desde hace tres semanas, sobre el caudal del agua y la carga contaminante, que se incorporarán al proyecto. Estos trabajos durarán mes y medio.

Duro explicó que el retraso en la firma del convenio se debe a la necesidad de «redimensionar» el proyecto después de la aparición de un petroglifo y que se desarrollará una depuradora «máis compacta» y con «menor impacto ambiental e visual». «Compacta non é máis pequena nin con menos capacidade», puntualizó.

Por su parte, Rubén Cela (BNG) calificó de «inaceptable» el retraso y alertó sobre la pérdida de los fondos europeos. Pidió a CA que «espabile» para que no pase lo mismo que con «o orbital, a rotonda de Conxo e a intermodal». Paco Reyes (PSOE) señaló que el retraso es una «mala noticia para Santiago e para a ría de Arousa», porque el mal funcionamiento de la depuradora «provoca a súa contaminación». El socialista augura que la pérdida de los fondos hará que la depuradora la paguen los compostelanos.

Agustín Hernández (PP) solicita una reunión de la Xunta de Portavoces para que el alcalde explique la situación. Acusa a CA de «marear la perdiz» al respecto de la ubicación, y a Martiño Noriega de «falta de liderazgo».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

CA confía en que el retraso no afecte a los plazos y la oposición teme que se pierdan los fondos