Los okupas de la Algalia responden a su expulsión con una batalla campal

Un detenido durante los disturbios, en los que seis policías resultaron heridos

;
Cargas tras desalojo de una casa okupada en el casco histórico de Santiago Manifestantes y Policía se enfrentaron desde Cervantes hasta la entrada de A Quintana

Santiago / La Voz

Los okupas que en abril del 2014 se apoderaron de la magnífica casa blasonada que está situada en el número 11 de la calle Algalia de Arriba y que fue la sede histórica de la asociación folclórica Cantares e Agarimos justificaron su entrada en el inmueble para llenarlo «de vida e cultura». Poco de esos edificantes principios hubo en la tarde noche de ayer, ya que los 200 okupas convocados desde las 20 horas por la agrupación denominada Escarnio e Maldizer protagonizaron una auténtica batalla campal.

Los manifestantes quemaron contenedores de basura en la zona de San Roque y de la Algalia y lanzaron botellas de cristal, tuercas y otros objetos metálicos a la Policía Nacional. Numerosas dotaciones estaban ya presentes en la ciudad desde la mañana en previsión de que la expulsión de los okupas y el tapiado del edificio provocasen altercados, como así fue finalmente.

Los enfrentamientos entre los manifestantes que apoyaban a los okupas y las fuerzas de seguridad provocaron numerosas carreras y cargas en las que incluso fue necesario el uso de pelotas de goma. A última hora de la noche de ayer se confirmó una detención entre los presuntos autores de los disturbios. Los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) que participaron en el dispositivo identificaron a varios de los manifestantes en apoyo de los okupas de la Algalia.

El resultado de la batalla campal era evidente en las zonas de las Algalias y de San Roque, así como en otras rúas del entorno de la Praza de Cervantes: numerosos destrozos en la calle, además de un denso humo provocado por la quema de los contenedores de basura. Los vecinos y comerciantes, muy alarmados, se quejaban de la actuación de los manifestantes.

Además, seis agentes de la Policía Nacional resultaron heridos y tuvieron que ser atendidos en el hospital La Rosaleda. El SUP les dará apoyo legal si desean denunciar a los agresores.

El gobierno local lamenta la violencia

El gobierno de Compostela Aberta emitió un comunicado anoche en el que «lamenta profundamente que a concentración convocada como mostra de repulsa polo desaloxo dun edificio da rúa da Algalia -que funcionaba como Centro Social Ocupado desde hai anos- derivara en escenas impropias da capital galega que non se poden amparar nin xustificar».

El ejecutivo municipal añade que considera que «calquera reivindicación é posible se transcorre de xeito pacífico e respectuoso. Así mesmo, o Goberno lamenta que non se optara polo diálogo como via de solución para a situación dun edificio que non estaba provocando ningún problema de convivencia na cidade». 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Los okupas de la Algalia responden a su expulsión con una batalla campal