Dieciocho concellos cambiaron de alcalde y ocho están en la cuerda floja

El PP ha salido beneficiado en cinco de las siete mociones de censura ejecutadas

Concellos que han cambiado de alcalde Concellos que han cambiado de alcalde

santiago / la voz

Algo más de 116.000 gallegos de 18 municipios tienen como alcalde o alcaldesa a una persona distinta a la que levantó el bastón de mando hace ahora dos años, bien sea porque los titulares fueron elegidos para otros cargos políticos, por ceses voluntarios o fallecimiento (9); bien por causas judiciales (3) o bien por las siempre polémicas mociones de censura (7), que han beneficiado al PP (5), a EU (1) y a los independientes de Todos por Sobrado. Pero hay miles de vecinos que tienen buenos motivos para pensar que algo así podría ocurrir en su concello ante las debilidades de las minorías, que se agudizan especialmente con la aprobación de los presupuestos y que han derivado en mociones de confianza.

Las ciudades

De momento, amagos. A estas alturas del anterior mandato municipal solo había caído un alcalde de las ciudades que contaba con mayoría, Conde Roa (PP de Santiago). En el presente siguen todos en su puesto, pero la inestabilidad ha sido extrema en A Coruña, con una moción de confianza que no concitó acuerdos en la oposición; en Ferrol, donde gobiernan seis ediles en una corporación de 25; y en Ourense, con Democracia Ourensana presionando pero sin apoyos; en Santiago y Pontevedra hubo cesiones políticas para sacar adelante los presupuestos.

A Coruña

La provincia más convulsa. Acapara cinco mociones de censura (Boimorto, Noia, Santa Comba, Mugardos y Sobrado). Entre las localidades medianas, también planeó el cambio en la alcaldía en Padrón (PP), pero la crisis devino en un pacto de gobierno más estable, igual que ocurrió en Miño. En Ordes, el PP también sostiene una situación muy precaria (cinco ediles de 17); y en Sada, el PXOM generó tensiones en el tripartito. En la comarca de Bergantiños, el Concello de Coristanco es el más inestable, ya que Terra Galega gobierna en minoría (cinco de 13, por seis del PP) tras desbaratarse los apoyos de PSOE y BNG. En Laxe también mandan los socialistas en minoría, pero han sacado adelante los asuntos importantes. En Ponteceso y Corcubión otros dos alcaldes socialistas a los que no les acompaña la aritmética han superado sobresaltos pasados, Con todo, el caso más llamativo de la zona es el de Cee, con un alcalde independiente (Ramón Vigo) con solo tres de los 13 ediles tras varios abandonos en su grupo. El PP es ahora mayoritario, pero no es capaz de articular una alternativa. A estas incidencias consistoriales se suma la salida de los candidatos de Melide, Outes y Boqueixón (todos populares) a otras responsabilidades políticas. El último alcalde que ha renunciado es el de Negreira, Jorge Tuñas (PSOE), implicado en un caso judicial pendiente de resolver por la desaparición de teléfonos móviles del Concello. En Camariñas, el alcalde ha sido inhabilitado en una sentencia recurrible.

Lugo

Dos relevos. En la provincia de Lugo se han producido dos cambios de regidores. El primero, en Vilalba, también fue por movimiento de cargos, lo que supuso la salida de Gerardo Criado (PP) hacia el Senado y la llegada de Agustín Baamonde. En Monterroso, Miguel Rico sustituyó a Jesús Otero, inhabilitado. Además, hay una situación llamativa en la alcaldía de Xermade, gobernada en minoría por Roberto García (PSOE), que no es capaz de sacar adelante ni la aprobación de su sueldo.

Ourense

Situaciones reversibles. En la provincia ourensana, donde hay mayoría de mayorías del PP, también hay casos singulares. En Viana do Bolo, el BNG gobernó el primer tramo del mandato con dificultades por la escasa sintonía con el único edil del PSOE, pero un cisma interno socialista derivó en la sustitución del concejal, que ha acabado con un pacto de gobierno más sólido hace un par de semanas. En Baños de Molgas también está al frente el Bloque, y el alcalde vinculó los presupuestos a una cuestión de confianza que todavía está por resolver. En Sandiás, el independiente Felipe Traveso lidera un ejecutivo local muy débil que no ha superado una moción de confianza en marzo, pero se mantiene porque el resto de los grupos no fueron capaces de consensuar un candidato. Además, la provincia perdió a un alcalde, Guillermo Lago (PP), fallecido, al que sustituyó su hijo José María.

Pontevedra

Dos piezas mayores. La aprobación de las cuentas ha dejado al regidor de Lalín, Rafael Cuíña, en una complicada situación, tras perder la confianza de la mayoría de la corporación. El PP tiene ahora un mes para presentar una moción de censura de difícil encaje, pero no imposible. Donde sí han recuperado el bastón los populares es en Sanxenxo, tras la dimisión voluntaria del regidor Gonzalo Pita. A estos dos casos de máxima actualidad se unen las mociones de censura ya digeridas de Oia y Pontecesures (a favor del PP) y la salida del alcalde de Cerdedo, José Balseiros (PP), hacia el Parlamento. En otras localidades de peso como Vilagarcía, Ribadumia, O Grove o Cambados hay gobiernos en minoría en los que los acuerdos puntuales están sorteando la inestabilidad.

Los cambios que vienen

Narón y A Rúa. En A Rúa de Valdeorras (Ourense) cambiarán de alcalde el próximo mes. No por una moción de censura ni por una ruptura del pacto, sino todo lo contrario. El acuerdo de gobierno que firmaron BNG y PSOE después de las últimas municipales así lo determinaba. Estos dos primeros años la alcaldía estuvo en manos del BNG, con María González Albert al frente; y a partir de junio será el socialista Luis Fernández Gudiña quien gobierne. En Narón (A Coruña), José Manuel Blanco (Terra Galega) ha alcanzado la edad de jubilación y en septiembre será sustituido por Marián Ferreiro, del mismo partido.

El pacto con los independientes devolverá la alcaldía de Sanxenxo a Telmo Martín

Un pleno extraordinario esta noche pondrá fin a la interinidad del equipo de gobierno de Sanxenxo tras la dimisión de su alcalde, Gonzalo Pita, del grupo Sanxenxo Agrupación Liberal (SAL), el pasado lunes. La sesión convocada para esta tarde encumbrará nuevamente a los populares y su portavoz municipal, Telmo Martín, volverá a ser alcalde de Sanxenxo, por tercera vez. El acuerdo suscrito entre tres de los cuatro concejales de Sanxenxo Agrupación Liberal y los populares cuenta con respaldo suficiente para salir adelante: 11 ediles de una corporación de 17 escaños. Martín será alcalde y el exregidor Pita se convertirá en teniente de alcalde único. Los otros dos ediles de SAL, Daniel Fernández y Jesús Sueiro, se integrarán también en el nuevo ejecutivo. Se da la circunstancia de que la cuarta concejala de los liberales, Vanessa Rodríguez Búa, se sentará en la oposición, por su rechazo al pacto bipartito. Búa no ve razones para haber roto con el tripartito de SAL, PSOE y BNG.

Información elaborada con la colaboración de Marcos Gago, Carlos Punzón, Dolores Vázquez, Xosé M. Palacios, Toni Longueira, J. Ventura Lado, Ana Gerpe, Serxio González, Rosa Estévez, María Cobas y Sindo Martínez.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Dieciocho concellos cambiaron de alcalde y ocho están en la cuerda floja