Batalla campal en pleno casco histórico de Santiago por el tapiado de una casa okupa

La Voz

SANTIAGO CIUDAD

Sandra Alonso

El gobierno local compostelano lamenta la «violencia» en la manifestación contra el desalojo y los «inadmisibles danos ao mobiliario urbano, locais comerciais e patrimonio da cidade»

20 jun 2017 . Actualizado a las 14:51 h.

Santiago se convirtió este martes en el escenario de una batalla campal, tras una movilización convocada para protestar contra la expulsión de los okupas que, desde abril del 2014, se apoderaron de la casa blasonada situada en el número 11 de la calle Algalia de Arriba. La concentración concluyó con un detenido, que hoy ha quedado en libertad con cargos tras pasar la noche en dependencias policiales, y con varias cargas policiales que incluyeron gases lacrimógenos y disparos de pelotas de goma. Según el SUP, seis policías resultaron heridos.

Varias fuentes presenciales coincidieron a la hora de definir lo ocurrido como «una batalla campal» entre las fuerzas del orden y varios grupos, encapuchados incluidos, que se colaron entre el medio centenar de personas que se dio cita para criticar el cierre del inmueble.

El gobierno local compostelano reprobó «los actos violentos» registrados en la manifestación contra el desalojo del local, que «causaron desperfectos» en varios puntos de la zona vieja.