«Hay meses de más caña con los libros y otros de más fútbol sala»

A sus 24 años, suma ya seis temporadas en la élite, es licenciado en ADE y ahora cursa Derecho en la UNED


Desplazamientos de fin de semana o de miércoles a sábado cuando toca viajar a orillas del Mediterráneo. Entrenamientos diarios, con al menos dos dobles sesiones por semana. Y los partidos en casa. Son muchas horas de deporte, pero compatibles con los estudios universitarios. Antonio Diz así lo evidencia.

-No todo el mundo aprovecha igual el tiempo. Usted sabe optimizarlo. Los estudios de Administración de Empresa no se la han dado nada mal.

-Hice ADE por la USC, pero en el campus DE Lugo. El título me lo dieron el año pasado, porque me faltaba el Inglés, pero acabé hace dos.

-¿Alguna asignatura especialmente complicada?

-Requiere su trabajo, pero no tiene materias excesivamente complicadas. Los números se me dan bien. Con las de estudiar tampoco hubo mayor problema.

-Y ahora, Derecho. Ahí los números escasean.

-Es bastante distinto. Además, lo estoy haciendo por la UNED. Nadie te explica. Es más autosuficiente, de coger el libro y estudiar bastante. Requiere comprender, más de lo que la gente se cree, y al ser a distancia nadie te lo explica. Tiene la ventaja de que vas a tu ritmo. No pierdes clases.

-¿Cómo lo compatibiliza con el fútbol sala? Tanto en Lugo como en Santiago son muchas horas de entrenamiento.

-El tema del fútbol sala es parecido, casi las mismas horas aquí y allí. En ADE necesitaba más horas en cada cuatrimestre para ir a clase y a la academia. En Derecho me organizo yo. Hay meses de más caña con los libros y otros de más fútbol sala.

-¿En qué curso va?

-Con las convalidaciones, me quedan asignaturas de tercero y cuarto. Calculo que un curso y medio.

-¿El Romano también es el hueso más duro de roer en la UNED?

-Es una de las asignaturas que no he tenido que hacer, no sé muy bien por qué.

-¿La más complicada?

-De momento, Procesal. Hay muchos casos prácticos. A través de Internet voy sacando cosas.

-¿No le pide ayuda al presidente (abogado de profesión)?

-De momento, no. Bastante tiene. Soy autodidacta. Algún compañero me echa una mano. También mi padre, que es asesor fiscal y controla algunas cosas.

-Supongo que está en plena faena, con los exámenes encima.

-Así es. Tengo El miércoles y el viernes. Y otros dos a principios de junio. Voy a ir a cuatro.

-Cambiando de tercio, por el fútbol sala. ¿Qué balance hace de la temporada?

-Se cumplieron los objetivos. Hay que estar contentos. Al final, con más suspense del deseado. El calendario era propicio para que pudiese ocurrir. Hay que valorar la dificultad que tiene salvar la categoría.

-Ha estado muy cara.

-Sí, es cierto. Con 31 puntos nos salvamos a falta de una jornada.

-¿Y el balance a nivel personal?

-Creo que empecé bien. Tuve algún momento de bajón, me gustaría haber sido algo más regular. Pero, en líneas generales, ha sido una temporada normal, de acuerdo con lo que se me exigía. Lógicamente, uno siempre espera seguir mejorando y creciendo.

-Acaba contrato este mes. ¿Se ve en Sar y el Santiago Futsal la próxima campaña?

-De momento estamos aún en negociación. Siempre dije que en Santiago estamos bien, contentos. Queda mucho. Esperemos que todo vaya bien.

-¿Habla en plural porque también incluye a su hermano Álex?

-No, no vamos en un pack. De hecho, cuando vinimos, él firmó antes que yo, por circunstancias, no porque yo exigiese más. Ahora es igual, cada uno toma sus decisiones. Mi padre nos gestiona un poco el tema de los contratos. Obviamente, estar con mi hermano es un condicionante más.

-Por cierto, él sigue caminos parecidos en los estudios.

-Ahora está con ADE. No empezó Derecho y creo que no lo va a hacer. En ADE va como yo, casi a año por curso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Hay meses de más caña con los libros y otros de más fútbol sala»