«En la novela aparece un antiguo carcelero de los calabozos de Raxoi»

«Caen estrellas fugaces» está ambientada en el Madrid de mediados del siglo XIX


santiago / la voz

Septiembre de 1859, el cielo de Madrid se torna abruptamente de un rojo apocalíptico, el firmamento parece venirse abajo y el telégrafo deja de funcionar en toda Europa. Un episodio real que fue bautizado como el evento Carrington, en honor a este astrónomo inglés que identificó la mayor tormenta solar de la historia, sirve como punto de partida de la trepidante trama de Caen estrellas fugaces (Suma de Letras, Penguin Random House), la primera novela de los guionistas de cine y televisión Goretti Irisarri (Vigo, 1974) y Jose Gil Romero (Las Palmas de Gran Canaria, 1971). Un thriller histórico que se desarrolla en el Madrid de mediados del siglo XIX pero que tiene una conexión directa con Galicia, y más concretamente con Santiago, en la figura de uno de sus personajes: Casio Carballeira, el director de la madrileña cárcel del Saladero. «Sí, en la novela aparece un personaje que es un antiguo carcelero de los calabozos de Raxoi», explica la autora.

Irisarri y Gil Romero llevan dos décadas trabajando juntos. «En guion es muy habitual», asegura la gallega, aunque no lo es tanto a la hora de concebir novelas. «Cuando llevas mucho trabajando con otra persona casi te adivinas. En este caso, este es un hijo de los dos, se ha mezclado el estilo de ambos», señala. Su método de trabajo implica siempre una reunión creativa en el bar en la que se discuten los derroteros de la trama y los personajes y un reparto del trabajo. «Cada uno escribe, claro está, por separado y luego nos lo enviamos. Ya decía Stephen King que siempre hay que escribir para alguien en concreto y nosotros, al escribir el uno para el otro, es al otro al primero al que queremos sorprender», asegura.

El resultado anima a abrir las páginas de una novela que tiene en Leónidas Luzón y Elisa Polifeme a sus dos protagonistas principales. Él es un abogado del diablo, es decir, un investigador de falsos milagros, y ella una vidente ciega. A ambos les encargan la investigación de los extraños fenómenos atmosféricos. Él aporta el enfoque científico y apegado a la razón, ella la visión paranormal y esotérica. Un curioso tándem que se ve inmerso en una serie de sucesos extraordinarios sobre los que planea la oscura sombra de una peligrosa logia secreta: la Sociedad Hermética.

La trama está trufada de hechos y personajes reales. Así, las primeras líneas de la novela sitúan a Leónidas Luzón detenido por haberse batido en duelo con nada más y nada menos que el Marqués de Salamanca. Acaba en la prisión que dirige el gallego Casio Carballeira, que en busca de una vida mejor en Madrid había decidido dejar su trabajo en los calabozos de Raxoi, donde vivió un traumático motín del que los autores se han documentado y del que hay referencias históricas.

La figura de este gallego con pasado compostelano sirve también para introducir en una novela ambientada en el siglo XIX un asunto tan actual como es el de la emigración. «En aquella época la emigración era de gallegos y asturianos y sufrían lo mismo que los emigrantes de otros países ahora. Vivían hacinados en pisos con precios de alquileres abusivos y desempeñando trabajos que nadie quería hacer. Ahora ya nadie se acuerda de este pasado», reflexiona Irisarri.

Caen estrellas fugaces fue concebida inicialmente como el guion de una serie «pero en aquellos momentos los productores no querían hacer series de época porque eran caras», afirma la coautora del libro. Hoy en día, el desarrollo de los efectos especiales por ordenador ha subsanado ese problema y a las pantallas han llegado títulos como Víctor Ros o El ministerio del tiempo. Quizás ahora sería el momento para que la historia que surgió como idea para una serie y que acabó siendo una novela pueda recorrer el camino inverso. Una posibilidad que Goretti Irisarri no oculta que le encantaría. «Sería cerrar el círculo», afirma.

El libro. «Caen estrellas fugaces» es la primera novela de Goretti Irisarri y Jose Gil Romero, que llevan veinte años trabajando juntos como guionistas de cine y televisión.

La cárcel de Raxoi. Uno de los personajes, Casio Carballeira, encarna a un hombre que fue carcelero de los antiguos calabozos que estaban en los bajos del Concello de Santiago.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«En la novela aparece un antiguo carcelero de los calabozos de Raxoi»