La demanda de ayuda por adicción al cannabis crece en los centros de salud

«Puede que en un futuro el cannabis se aplique en distintas patologías, pero eso no significa que deba aprobarse su consumo», sostuvo Gerardo Flórez

.

santiago / la voz

El consumo crónico de cannabis produce adicción; causa dolencias respiratorias semejantes a las que provoca fumar; puede desencadenar males de salud mental, incluso tumores; genera la pérdida de control en un 10 % de los usuarios; deteriora a largo plazo funciones cognitivas como la capacidad de ejecución, planificación y memoria; y favorece otros problemas de salud. Así se puso de manifiesto ayer en un encuentro de 140 profesionales convocados por la Sociedad Científica Española de Estudios sobre el Alcohol, el Alcoholismo y las otras Toxicomanías (Socidrogalcohol), que se celebró en el salón de actos de la Consellería de Sanidade, en San Lázaro.

Gerardo Flórez, psiquiatra en el complejo hospitalario de Ourense y secretario de Socidrogalcohol, aseguró que «el consumo de cannabis es elevado. Es la primera sustancia ilegal que la población prefiere consumir, solo superada por sustancias legales, como el alcohol, tabaco y los hipnosedantes [fármacos como los tranquilizantes]», afirmó.

«La demanda de ayuda para dejar el cannabis entre la población, sobre todo joven ,va en aumento, y se constata en los centros de salud y en entidades sociales que trabajan en este ámbito», agrega este especialista.

«Acerca de lo que resulta más preocupante en las adicciones en nuestra sociedad, insistiría en los problemas del alcohol, que afectan mucho a nuestra población, que es muy ciega a los problemas derivados del consumo del alcohol. Y parece que el tema del cannabis avanza hacia esa ceguera también», alertó. Así, «el potencial de pérdida de control en consumidores de cannabis se sitúa en torno al 10 %, semejante estadísticamente al que genera el alcohol. Y cuantos más consumidores haya, más habrá que pierdan el control», manifiesta.

Gerardo Flórez y el norteamericano David A. Gorelick, de la Universidad de Maryland, explicaron en el encuentro la evidencia científica sobre el cannabis y sus efectos. También abordaron el potencial terapéutico «que no se puede confundir con su uso lúdico. Puede que en un futuro el cannabis y sus derivados se apliquen en distintas patologías, pero eso no significa que deba aprobarse su consumo», sostuvo en su intervención Gerardo Flórez.

Según este experto, «los problemas asociados al cannabis crecen cuantos más consumidores hay. Su legalización implica mejorar la accesibilidad y que haya más consumidores. Países, como Holanda, donde la experiencia es muy conocida, tras legalizarlo, han introducido restricciones a su consumo para evitar problemas de salud y de seguridad con personas de fuera que acudían a consumirlo», destacó Flórez.

Votación
1 votos
Comentarios

La demanda de ayuda por adicción al cannabis crece en los centros de salud