El Gobierno modifica el contrato de 229 investigadores de la USC

La Seguridad Social los ha codificado como de prácticas cuando se firmó por obra


santiago / la voz

La polémica saltaba hace un par de semanas. Los investigadores predoctorales -que están realizando la tesis- se habían acostado un día habiendo firmado un contrato por obra y servicio y el 1 de septiembre del 2015 se habían levantado teniendo uno de prácticas. Sin que nadie los hubiese informado del cambio, que además se realizó con carácter retroactivo. Cundió la indignación. Las estimaciones apuntan a que en España están afectados por este cambio alrededor de 10.000 científicos en etapa predoctoral. Y los que están investigando en la Universidade de Santiago no se libran de este cambio, al que, según explican las universidades, ha obligado el Gobierno.

En la USC están afectados por este cambio de codificación en el contrato un total de 229 investigadores. La mayoría corresponden a investigadores que han obtenido una ayuda estatal de Formación de Profesorado Universitario, los conocidos como FPU, con un total de 96 contratos modificados en la institución académica compostelana. Pero también han visto modificado su contrato 47 investigadores con ayudas FPI (Formación del Personal Investigador) y otros 86 que habían obtenido ayudas en las convocatorias de la Xunta.

¿Cuáles son las consecuencias? En principio, y tal y como ha confirmado la Universidade, no hay una modificación en las cotizaciones de los investigadores ni tampoco en la retribución que reciben por su trabajo. Simplemente, sus contratos, que se habían firmado bajo el código 401 (por obra o servicio) han pasado a tener el código 420 (contrato en prácticas). Lo explicó la COnferencia de Rectores en un comunicado en el que salió al paso de la ola de indignación que se estaba generando en las universidades. Según el órgano que agrupa a los rectores españoles, el cambio de código, que viene acompañado de un sbcódigo que les da carácter especial, «no supone pérdida de derechos o prestaciones a los contratados en la prestación de desempleo, duración máxima del contrato y posibilidad de disfrutar de un contrato en prácticas con posterioridad, dado el carácter especial de estos contratos predoctorales» con la entra en vigor de la Ley de Ciencia.

Sin embargo, los sindicatos dudan de que todo vaya a seguir igual. Dudan porque, entre otras cosas, el contrato en prácticas tiene una duración máxima de dos años, cuando las ayudas predoctorales se conceden por cuatro. Dudan también porque el contrato por obra tiene una indemnización de doce días y el de prácticas no tiene derecho a esa indemnización. Y dudan, sobre todo, porque esta modificación se ha hecho de manera «unilateral» y sin informar a los que ahora se ven afectados.

La duda es tal que, de hecho, una petición en Change.org ha recabado ya más de 60.000 firmas para que se regrese al antiguo código y se cree un contrato predoctoral que cumpla con la Ley de Ciencia.

96

Contratados FPU

El colectivo de contratados mediante esta ayuda estatal es el más numeroso.

86

De convocatorias gallegas

Más de 80 investigadores con ayudas procedentes de la Xunta están afectados.

47

Contratados FPI

Casi medio centenar de contratados a través de la ayuda destinada a la formación de científicos se cambiaron.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El Gobierno modifica el contrato de 229 investigadores de la USC