«Quiero ser educadora pero cultivo mi vena artística por lo que pueda pasar»

Susana Luaña Louzao
susana luaña SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

ALBERTO LÓPEZ

Su divertido vídeo sobre parásitos del vacuno fue seleccionado entre 79 participantes como semifinalista español de un certamen europeo

15 feb 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Es más casual su actual faceta de investigadora que su vocación por las letras. Eva Cabanelas Dopazo (Ourense, 1988) siempre escribió y participó en los grupos de teatro de su colegio y de su instituto en Ourense. En cambio, lo de estudiar Veterinaria no se le ocurrió hasta que hubo un accidente familiar. «Una de esas anécdotas que te marcan; teníamos una gatita en casa y un día se cayó por la ventana y vino el veterinario y yo pensé que quería ser como él, que nos la curó». Así que hizo la carrera, pero cuando terminó no se decantó por la rama clínica sino por la investigadora. «Estoy haciendo la tesis, y es un trabajo de laboratorio, investigo un parásito que afecta al ganado vacuno». Un proyecto por el que ganó una beca de la Fundación Barrié que la llevó tres meses a Suiza.

Ahora está a punto de presentar la tesis, pero esa labor investigadora la realiza, como hizo siempre, sin abandonar su vena creativa. En bachillerato ya fue galardonada en un concurso literario, participa de forma esporádica en proyectos audiovisuales y tiene un blog, cascaleahi.com, cuyas historias recopiló luego en un libro que tituló Los diez mandamientos de Eva. Está claro que cumplía con todos los requisitos para ser tentada por el certamen de divulgación científica que organiza la Fundación España de Ciencia y Tecnología (FECYT) y el British Council con el patrocinio de la Obra Social La Caixa, que este año alcanza su quinta edición y que el año pasado ganó Alba Aguión, una joven coruñesa que quedó segunda en la final europea.

Como no podía ser de otra manera, el trabajo de Eva, seleccionado junto con otros quince monólogos de un total de 79 presentados a concurso, gira en torno a sus investigaciones, a los parásitos y a las vacas. Solo que la joven lo cuenta con tanta gracia, que ya ganó con una historia parecida un concurso de monólogos en la localidad ourensana de Barbadás. «Siempre me gustó la interpretación y los monólogos me permiten combinar las dos cosas, porque el contenido está relacionado con mis investigaciones pero procuro compararlas con mi vida cotidiana». Y ese es, precisamente, uno de los objetivos de Famelab, que pretende acercar la ciencia a la población a través de su divulgación. Así, los parásitos de las vacas de Eva Cabanelas deberán competir con una historia de nanopartículas y otra sobre el estudio del clítoris contado de manera divertida.