La subida de la luz lastra los planes de ahorro energético de los concellos

Podría dejar sin efecto el proyecto de Santiago de ahorrar 200.000 euros anuales


santiago / la voz

Los concellos de la comarca han hecho en los últimos meses un importante esfuerzo para renovar sus sistemas de alumbrado y conseguir así un ahorro en la factura de la luz que con los años se iba disparando. Muchos se acogieron a las ayudas que el año pasado convocó el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE) encaminadas a sustituir las bombillas tradicionales por las de tipo led, que gastan menos, y a renovar la desfasada red de alumbrado público.

Todo ello con un doble objetivo: ahorrar energía y reducir las emisiones contaminantes. Los dos son importantes, por supuesto, pero en las arcas municipales se notaba más el impacto del primero, por lo gravoso que resultaba el recibo. Los ayuntamientos que se sumaron a estas ayudas realizaron unas auditorías para detectar sus puntos flacos, y en el caso de Santiago, por ejemplo, se calculó que al menos a partir del 2010, cada año el recibo anual se incrementaba en unos 200.000 euros. De ahí la importancia de la medida que el mes pasado anunció el concejal de Medio Ambiente, Xan Duro, consistente en la renovación de 2.500 puntos de luz gracias a las ayudas del IDAE, que supondrían, según dijo el edil «un aforro de 240.000 euros anuais e da emisión de case medio millón de toneladas de dióxido de carbono durante dez anos».

Pero la liberalización del mercado eléctrico y el cúmulo de circunstancias negativas que coincidieron en los últimos días -falta de viento para la energía eólica, ausencia de lluvia para la hidroeléctrica y cierre de varias centrales nucleares- provocaron unas subidas históricas en el precio de la luz que los consumidores no tardarán en ver reflejadas en sus recibos. Y lo mismo los ayuntamientos, que pueden ver engordadas sus facturas hasta tal punto que las previsiones de ahorro calculadas se vayan al traste.

El consumo de energía en los edificios públicos de Santiago elevó el recibo en el 2010 a 2,6 millones de euros, pero dos años después, esa cifra ya era de 3,2, con un incremento anual en torno a los 200.000 euros. Con todo, el principal gasto era, y es, de alumbrado público, con un coste de 14,8 millones en el 2012, que suponía un 82 % del total del recibo de la luz.

Raxoi cambiará 2.442 bombillas convencionales por otras de tipo led e instalará sistemas de regulación programada con el objetivo de adelgazar la factura, pero habrá que ver si esas medidas, sumadas a la reciente adjudicación del servicio a una empresa que ofertaba tarifas más baratas, es capaz de compensar un incremento que, en términos generales, se ha cifrado en un 30 %.

También en la USC

En situación parecida está la Universidade de Santiago, distinguida recientemente por un sistema que le permite generar el 20 % de la electricidad que consume. A mayores, la USC puso en marcha un plan piloto en la residencia Monte da Condesa para reducir hasta un 35 % el gasto. A la larga, la eficacia podría ser menor de la calculada.

24,71 Gj

Por habitante

Unidades de energía consumida por compostelano en el 2012.

3,2 millones

Consumo energía

Gasto en edificios públicos. Cada año crece 200.000 €.

14,8 millones

Alumbrado público

Supone el 82 % del consumo total de energía pública.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La subida de la luz lastra los planes de ahorro energético de los concellos