Medicina homenajea la obra de Novoa Santos que cambió la práctica clínica hace un siglo

El estudio editado en Santiago se mantuvo como una referencia internacional durante cuatro décadas


santiago / la voz

La Facultade de Medicina programa para el próximo viernes un acto público, y presenta un libro, para homenajear el centenario de la primera edición del Manual de Patología General de Roberto Novoa Santos. Esa obra, editada en tres volúmenes entre 1916 y 1919 por El Eco de Santiago, fue decisiva para modernizar y cambiar la práctica clínica, y tuvo éxito, con ocho ediciones, de referencia internacional en los países de lengua española durante cuatro décadas. Así lo explican el decano de la Facultad, Juan Gestal, y Fernando Ponte, especialista en Historia de la Medicina y coordinador del volumen conmemorativo.

«Frente a un desfasado respeto a los antiguos, que estaba vigente, Novoa Santos introduce desde el primer tomo de esta obra las teorías más novedosas y avanzadas como la Fisiopatología, con el estudio de la alteraciones funcionales; la Anatomoclínica, centrada en las lesiones; la Etiología, sobre las causas múltiples de las enfermedades, un ámbito que estaba revolucionado entonces por la aparición de la Microbiología clínica y los descubrimientos de patógenos de diversas enfermedades por Pasteur, Koch y otros», explica Fernando Ponte.

Además, ese manual «incorpora un capítulo de tumores a cargo de Abelardo Gallego Canel, quien era catedrático en la Escuela de Veterinaria de Santiago; y otro de Psicopatología, una novedad relevante, pues la Psiquiatría no se implantó en España hasta varias décadas después. Entonces Psiquiatra estaba adscrita a Medicina Legal y Forense, un camino que siguieron por ejemplo López Ibor y López Pérez Villamil, catedráticos en la USC en la primera mitad del siglo pasado», agrega. Otra curiosidad es que «en la primera edición solo hay patología del aparato genital masculino, y en la segunda agrega el femenino, que aportó el experto padronés Cesáreo Rey Baltar», destaca Fernando Ponte.

«Precocidad y brillantez»

El libro con el que ahora se le homenajea, Hojas para el recuerdo, consta de cuatro partes: «La primera recuerda a Novoa Santos como clínico y docente, con artículos de Marañón (autor del prólogo de la octava edición del Manual de Patología General, ya póstuma) Laín, García Sabell y otros. La segunda, de evocaciones, incluye testimonios de su hija Olga y de amigos y discípulos, y aporta interesantes anécdotas sobre la personalidad humana y científica del personaje. La tercera parte, de Miscelánea, aborda su actividad política, con trabajos de Baldomero Cores, o míos; y la última se refiere a aspectos filosóficos y se denomina Mito, muerte y trascendencia», relata Fernando Ponte.

Tino Fraga, Enrique Jiménez, Carro Otero, Juan José Fernández Teijeiro o el filósofo Ramón López Vázquez, además de Juan Gestal que firma el prólogo, elaboraron diversos trabajos.

Ponte resalta que Novoa Santos, nacido en 1885 y muerto en 1933 «publicó su primer trabajo científico a los 18 años en la revista de la Escuela Veterinaria de Santiago; fue catedrático en la USC en 1912, con 27 años; y publicó el primer tomo del Manual de Patología General a los 31 años, lo que evidencia su precocidad y brillantez».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Medicina homenajea la obra de Novoa Santos que cambió la práctica clínica hace un siglo