San Martiño Pinario abre a los visitantes dependencias que permanecían ocultas

Los claustros, la botica y las caballerizas son algunos espacios que se suman a las rutas guiadas, ahora en proceso de promoción


santiago / la voz

Conscientes de que son la salvaguarda de un patrimonio que no es solo religioso, y con el objetivo de darlo a conocer no solo entre los turistas sino también entre los vecinos de Santiago, el museo del monasterio de San Martiño Pinario ampliará el recorrido de sus visitas, que hasta ahora se limitaban a la iglesia y al propio museo, con itinerarios en torno a una hora de duración que incluirán dependencias que hasta ahora permanecían ocultas, como los claustros interiores, la botica, la escalera monumental o las caballerizas.

Tal y como informaron ayer el rector del Seminario Mayor, Carlos Álvarez Varela, y el responsable del museo, José Otero Paradela, no solo se amplía el recorrido de las visitas sino que se trabaja en una mayor promoción de este monumento, uno de los más importantes de la ciudad tras la catedral. Para ello, el 13 de diciembre se celebrará un taller al que se podrán apuntar mañana, como último día, guías de turismo, personal de hostelería y agencias de viajes y profesores de centros de enseñanza. Además de visitar las instalaciones, los participantes escucharán una conferencia del historiador Juan Monterroso, exdecano de Historia, bajo el título Las dimensiones monásticas, patrimonial y cultural de San Martiño Pinario, y otra de Miriam Cortés, doctora en Arte, sobre El monasterio benedictino de San Martiño Pinario: Innovación artística en Santiago de Compostela (1598-1772).

El museo y la iglesia ya tienen un nivel aceptable de visitas entre julio y diciembre, con una media diaria de 120 o 130 personas, pero la intención de sus responsables es incrementar ese número porque, como dijo el rector, «quienes integramos la familia de este Seminario Mayor somos conscientes de lo que significa habitar un lugar de estas características. Lo somos en cuanto a nuestra responsabilidad y compromiso con la historia y con las futuras generaciones que habrán de heredarlo». Para ello, además de ampliar las zonas de visita y de dar publicidad al recinto monumental como destino turístico, se van a incorporar nuevas tecnologías que ayuden, por ejemplo, a observar mejor aspectos de los retablos que por estar altos u ocultos no son percibidos con claridad por los visitantes.

El museo trabaja además en un informe técnico sobre el estado de conservación de la iglesia, con un capítulo especial para la recuperación de las pinturas murales de la capilla de la Virgen del Socorro y la restauración del retablo de Santa Gertrudis la Magna, que se suman a la iluminación del coro y a otras mejoras realizadas hace unos años. Y todo ello con la vista puesta en la celebración del 150 aniversario de la llegada del seminario a San Martiño y el 190 aniversario de su fundación en San Clemente.

Ordenación de sacerdotes

Con todo, la principal misión del Seminario Mayor es la formación de los futuros sacerdotes, y en ese sentido, el rector se siente razonablemente satisfecho por el hecho de que al menos ahora parece que el descenso vocacional de los últimos años se está paralizando. «Tenemos 24 seminaristas, y en los ocho años que llevo de rector puedo decir que ha mejorado tanto el número como la calidad». En julio se ordenarán tres nuevos sacerdotes.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

San Martiño Pinario abre a los visitantes dependencias que permanecían ocultas