Peregrinar por los niños de Haití

Aristo Pharma Iberia completa la Ruta y dona 10.000 euros a Farmacéuticos sin Fronteras


Santiago / La Voz

Todos los trabajadores de la farmacéutica Aristo Pharma Iberia, con sede en Torrejón de Ardoz (Madrid), participaron en una iniciativa solidaria para colaborar en la construcción de un laboratorio clínico en un hospital pediátrico en Haití. Es un proyecto que está siendo desarrollado por la oenegé Farmacéuticos sin Fronteras. Desde el pasado mes de mayo, y en grupos de cinco o seis trabajadores de diferentes departamentos de la empresa, emprendieron una peregrinación por etapas desde Pamplona, que culminó ayer con la llegada de los 200 trabajadores a la praza do Obradoiro. Cada grupo comenzaba su caminata donde la dejaba el anterior, y así completaron los 950 kilómetros, con recorridos entre los jueves y viernes de cada semana, para poder visitar las farmacias del Camino. Los 200 empleados, que realizaron ayer el último tramo desde el Monte do Gozo, asistieron a la Misa del Peregrino y después se reunieron para celebrar la cena de Navidad en Santiago.

Todo comenzó con una crema

La idea de la peregrinación surgió porque, hace unos meses, una farmacéutica comentó que una de las cremas que comercializa Aristo Pharma estaba siendo «muy efectiva» para paliar los efectos sobre las piernas de las largas caminatas a las que se enfrentan los peregrinos. Joachim Teubner, director general de la empresa, comenta que se pensó en una fórmula para divulgar este mensaje y, al mismo tiempo, imprimirle un matiz solidario.

Ante la imposibilidad de contar con suficiente personal para extender el comentario, pensaron en visitar directamente las farmacias, y hacerlo por medio de una peregrinación, explicó el director general. La campaña publicitaria se ligó entonces a una acción solidaria, y por cada kilómetro recorrido y por cada farmacia visitada, la empresa entregó un dinero a la oenegé. Tras 950 kilómetros del Camino y cientos de farmacias visitadas, el cheque entregado a Ángel Buelamo y Belén Marrón, de Farmacéuticos sin Fronteras, ascendió a 10.000 euros. Estos fondos permitirán cubrir tres cuartas partes del coste de construcción del laboratorio.

Ya en el Obradoiro, los trabajadores comentaban ayer que la idea de peregrinar por una acción solidaria es muy motivadora. La decisión de mezclar a personas de diferentes departamentos permitió sacar el máximo provecho a la convivencia durante los días de peregrinación. Teubner, que ya realizó el Camino Inglés el año pasado, apuntó que ya está pensando en hacer otra ruta, aunque no la francesa, que considera que está «muy saturada». Además, algunos empleados también están organizando nuevas peregrinaciones.

En la empresa madrileña trabajan muchas personas jóvenes, entre ellas varios antiguos alumnos de la Facultade de Farmacia de Santiago. Por ello el profesor Francisco Otero Espinar, del departamento de Tecnoloxía Farmacéutica, se unió al grupo de peregrinos en la jornada de ayer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Peregrinar por los niños de Haití