Santiago registró el julio y agosto más secos en 35 años

Las precipitaciones se limitaron a 13,8 litros por metro cuadrado


Santiago / La VOz

Que el verano en Galicia está siendo excesivamente caluroso no es ningún misterio. Ya se apuntaba desde comienzos de junio que el período estival sería especialmente seco en el noroeste peninsular. Sin embargo, ya se pueden aportar pruebas oficiales que corroboren estas hipótesis climatológicas.

El Observatorio Astronómico Ramón María Aller (Oarma), dirigido por el profesor José Ángel Docobo, ha hecho públicos los datos recabados durante julio y agosto en Santiago y sus alrededores. Estas estadísticas constatan que estos meses han sido los más secos de los últimos 35 años. El Observatorio de la USC ha tenido que remitirse al año 1981 para encontrar mediciones inferiores a las de este año.

Las cifras de los pasados meses de julio y agosto a las que hace referencia este informe son, concretamente, un total de 13,8 litros por metro cuadrado. En julio tan solo llovió un día y se registraron 1,2 litros, mientras que en agosto fueron un total de siete jornadas con precipitaciones y 12,6 litros por metro cuadrado.

Durante el mismo período estival del año 1981 el pluviómetro de la Universidade no registró ninguna precipitación, por lo que se prevé que será muy difícil superar la cifra de años que marca aquel bimestre.

Los más soleados de este siglo

Por tanto, se puede concluir, tras revisar los datos de este informe, que este verano ha sido el más seco de los últimos 35 años. Además, el profesor y director del Observatorio, José Ángel Docobo, afirma con respecto a la insolación que los meses de julio y agosto de este año han sido los más soleados desde comienzos de siglo. «Entre os dous suman un total de 653 horas, cando a media de horas medidas polos heliógrafos do Oarma no conxunto destes dous meses é de 500 horas», afirma el académico.

Las principales agencias meteorológicas mundiales ya avisaban en junio de que nos encontraríamos con un verano muy seco en Galicia, como ocurría en el 2015. También se predecía un aumento de las temperaturas máximas, como ha ocurrido en Santiago durante estos últimos meses, en los que el mercurio se ha llegado a situar por encima de los 37 grados.

El director del Observatorio de la USC también destaca otros años especialmente secos. Docobo recuerda los períodos estivales de 1969 (con 3,1 litros por metro cuadrado) y 1978 (con 8,2). Durante ese último año, la sequía se extendía también a los meses de junio y septiembre. Más recientemente, son destacables las bajas precipitaciones del bimestre estudiado de los años 2010 (25,2 litros por metro cuadrado) y 2002 (27,2). En el siglo XXI se puede observar como los datos registrados durante este 2016 reducen a la mitad las estadísticas más bajas hasta la fecha, lo que clasificar el nivel del presente período estival.

El año más lluvioso

En el polo opuesto de los registros del Observatorio Astronómico Ramón María Aller se encuentra el año 2004, que fue en el que más precipitaciones se produjeron en la zona de Santiago y alrededores. En aquel período, el departamento de la USC llegó a sumar casi 300 litros por metro cuadrado en doce meses de mediciones. Habría que remontarse al 1971 para encontrar otro año tan lluvioso, con 276,8 litros. En la década siguiente se produjo el bimestre estival con mayores precipitaciones hasta la fecha: fue en 1983, con 132 litros por metro cuadrado en los meses de julio y agosto. En lo que va del 2016 se registraron en la capital 1.450 litros. La media anual se sitúa en los 1.840 en total.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Santiago registró el julio y agosto más secos en 35 años