La Xunta y el Concello libran un nuevo pulso a cuenta del estado del Camino

Feijoo critica que Raxoi no lo cuida y el grupo de gobierno habla de situación heredada


santiago / la voz

Nuevas escaramuzas entre el Ejecutivo de Feijoo y el grupo de gobierno compostelano. Mientras las dos administraciones tratan de acercar posiciones para agilizar la nueva estación de autobuses, la Xunta lanzó ayer un nuevo reproche a la gestión de Compostela Aberta, esta vez a cuenta del estado del Camino a su paso por el municipio. El protagonista fue el propio presidente, que recriminó al Ayuntamiento su falta de atención con la ruta jacobea. «¿Por que os concellos non coidan o Camiño que pasa polo seu termo municipal? É unha pregunta que deberiamos de contestar. A Xunta é consciente de que hai moitos concellos que non o fan. E un deles é o Concello de Santiago», señaló Feijoo.

En su comparecencia posterior a la reunión semanal del Consello de la Xunta, el jefe del Ejecutivo aprovechó una pregunta para plantear una reflexión general sobre el estado del Camino, que solo concretó para reprobar la gestión del gobierno compostelano. La tesis de fondo que defendió Feijoo es que la Xunta está asumiendo en ese ámbito competencias que, en realidad, corresponden a los ayuntamientos. «Todo o que fai a Xunta en relación aos camiños de Santiago é unha competencia que a Xunta asume como propia sabendo que son de titularidade municipal, non autonómica», subrayó.

Indicó que el Gobierno autónomo está cofinanciando con los concellos la limpieza de los trazados del Camino. Feijoo apostilló al respecto que han propuesto sin éxito a los alcaldes que la Xunta se haga cargo de esas labores. «Pero a maioría dos concellos solicitan que non, que sexa unha transferencia de fondos por parte da Xunta para que sexan os concellos os que manteñan limpos e en estado de revista os tramos do Camiño que pasen polo seu ámbito municipal», explicó.

Réplica de Compostela Aberta

Las manifestaciones de Feijoo encontraron respuesta en el grupo de gobierno de Santiago, que básicamente maneja dos argumentos con los que viene a admitir que la situación del Camino es, en efecto, mejorable. De entrada, achaca a la gestión de sus predecesores del PP el estado de los tramos de la ruta jacobea que discurren por el término municipal. Y, además, culpa a la Xunta de desentenderse de instalaciones emblemáticas del Camino que son de su competencia, como el Monte do Gozo. «No 2010, o grupo municipal do PP reclamou o arranxo do tramo do Camiño pola súa situación. O PP gobernou durante catro anos e algo terá que ver en que se atope nese estado», advierten desde el gobierno local. Además de apuntar al Monte do Gozo como «exemplo de deixadez ao longo dos anos», aseguran que el gobierno de Santiago «non presenta proxectos referentes ao Camiño sen o visto bo de Patrimonio». Con esta referencia, Compostela Aberta quiere denunciar que obra de manera distinta a cómo lo hicieron sus predecesores del PP en otros casos, y aluden a la Avenida de Vilagarcía.

Por otra parte, el grupo de gobierno compostelano admite que «houbo queixas de sinalización sobre o último tramo do Camiño», pero concluye que es un aspecto que también depende de la Xunta para «unificar criterios».

Más información en la página 7 de la sección Galicia.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta y el Concello libran un nuevo pulso a cuenta del estado del Camino