El Camino exhibe su perfil más solidario

Dos ciclistas recorrieron 1.200 kilómetros por Honduras y Foltra camina para visibilizar a los enfermos


Todo aquel que hizo el Camino de Santiago destaca el sentimiento de solidaridad que se respira entre los peregrinos, y que trasciende a las ideologías, creencias y nacionalidades. Ayer, en la praza do Obradoiro volvió a sentirse la confraternidad y entrega de quienes recorren el Camino y estallan de júbilo al cruzar el arco de Palacio.

Entre los muchos que llegaron estaban los ciclistas José Ramón Marín Fernández y Francis González Oller, que tenían el reto de entrar en el Obradoiro antes de las 12 del mediodía, y lo hicieron con diez minutos de antelación. Partieron hace cuatro días de Tíjola (Almería) y recorrieron 1.200 kilómetros, con una media diaria de 300, para recaudar fondos para los proyectos que la Asociación Colaboración y Esfuerzo desarrolla en Honduras. Ya tenían vendidos 1.000 kilómetros (un euro cada uno), y esperaban completar los 1.200.

También cumplieron con su objetivo los enfermos y familiares de la Fundación Foltra, que se desplazaron desde el Monte do Gozo para llamar la atención sobre las enfermedades y lesiones neurológicas, y dar visibilidad a quienes las padecen.

Entre los muchos casos de solidaridad y reivindicación que utilizan el Camino para llamar la atención sobre determinados problemas destaca también el del agente de los Mossos d´Esquadra Albert Palacio Sagrera, que camina desde hace dos meses de Roma a Santiago para recaudar fondos para un tipo de cáncer cerebral infantil. Su llegada está prevista para el martes.

Marga Mosteiro

santiago / la voz

Votación
0 votos
Comentarios

El Camino exhibe su perfil más solidario