Intervención pone reparos a facturas del servicio de ayuda en el hogar

Apercibe al Concello por un incremento del coste que supera los 88.000 euros


santiago / la voz

El servicio de ayuda en el hogar, que el Concello de Santiago adjudicó hace algo más de un año a la empresa Valoriza, no deja de dar problemas en el seno del gobierno local. Fue en el mes de abril cuando se presentaron ante Servizos Sociais 16 quejas de usuarios que protestaban por el cambio de cuidadoras por parte de la firma y de modificaciones de horarios y turnos con los que los beneficiarios y sus familias no estaban de acuerdo. Y fue también en ese mes cuando Intervención presentó un informe en el que formulaba una serie de reparos relacionados con las cuentas de ese servicio y con el contrato que Raxoi mantiene con la concesionaria. El servicio municipal de Intervención reprocha al gobierno local que se hayan incrementado el número de horas del servicio de ayuda en el hogar sin haber modificado las condiciones del contrato, por lo que las facturas se incrementan también muy por encima de lo estipulado en el pliego de condiciones.

En julio del 2015, la Consellería de Traballo e Benestar otorgó al Concello de Santiago un incremento de mil horas para el servicio de ayuda a domicilio que la administración local podía asumir o no. Raxoi lo hizo, se supone que atendiendo a las necesidades cada vez mayores de los usuarios, pero esa ampliación implicó también un aumento de facturas emitidas por parte de la empresa que provocaron ese reparo de Intervención, ya que se superó en algo más de un 12 % el importe del contrato. Subraya el servicio municipal de cuentas que, ante esa situación, se debería haber modificado el contrato que el Concello tenía con Valoriza, algo que no se hizo.

Indica Intervención que asumir esas horas a mayores no era obligatorio por parte del Concello, pero que de hacerlo, como es el caso, «terá que contar previamente coa cobertura contractual adecuada para levar a cabo ese incremento de horas que exceden as previstas no contrato asinado no ano 2015». Y no solo eso, sino que el informe supone que si eso ocurrió con las facturas del año pasado -a cuyo ejercicio se refiere el documento- se repetirá el mismo desajuste en los años 2016 y 2017; es decir, mientras dure el contrato con la concesionaria. Por todo ello, se concluye que «a Intervención do Concello debe formular o seu reparo ao recoñecemento de obrigas a favor do contratista por ser superiores en 88.628,83 euros as previstas no contrato para a anualidade 2015, o que supón un incremento do 12,9 % sobre o previsto contractualmente».

Reconocimiento extrajudicial

Ante la necesidad de pagarle a Valoriza las facturas pendientes, el alcalde se vio obligado a hacer uso de sus competencias y firmar un levantamiento de reparos para que la junta de gobierno pudiese aprobar un reconocimiento extrajudicial de crédito con el que poder liquidar esa cantidad a mayores que no figura en el contrato, algo que según Intervención se podría haber evitado si se hubiese firmado con la empresa uno nuevo actualizando el número de horas e incluyendo en la partida el total de la deuda con la firma concesionaria por las horas realmente efectuadas en el servicio de ayuda en el hogar.

En el acuerdo con Valoriza figura un gasto para las arcas municipales de 685.830 euros en el 2015; 914.441 euros en el 2016 y 228.610 euros en el 2017. En el primer año ya se superó esa cifra en un 12 %, y eso volverá a ocurrir si no se actualiza el contrato.

El informe llama la atención sobre unas mejoras comprometidas pero no realizadas

El informe de Intervención se redactó a finales de abril pero hace referencia al cierre del ejercicio económico del 2015. El desajuste entre el montante del contrato y lo pagado finalmente a Valoriza se refiere, por lo tanto, a las prestaciones de ese año, y no a las del ejercicio en curso, como se refiere también a ese período otro documento incorporado al mismo y firmado por la concejala responsable, Concha Fernández, que deja constancia -tal y como indica al pie de la letra- «do non cumprimento de parte das melloras comprometidas na adxudicación. Nada se informa sobre o compromiso de medidas de fomento, capacidade de resposta e proxecto de formación continua do persoal».

Aun asumiendo que la empresa llevaba pocos meses en el servicio y que precisó de un período de adaptación, estas observaciones recogidas por los servicios municipales se suman a las quejas de los usuarios que estaban más satisfechos con el trabajo de la anterior concesionaria.

Tareas sensibles

Las sombras que en los últimos días se extendieron por la gestión del servicio de ayuda a domicilio en Santiago recuerdan las que hace unos meses sembraron dudas sobre el concurso para la adjudicación de los comedores escolares. Servicios que tienen que ver con ancianos, dependientes y niños y que son lo bastante sensibles como para que no queden resquicios en el buen hacer ni de quien los contrata ni de quien los ejecuta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Intervención pone reparos a facturas del servicio de ayuda en el hogar