La actriz Mayka Braña relata lo vivido en un vuelo: «No entendemos qué necesidad había de aterrizar en pleno temporal en Santiago»

SANTIAGO CIUDAD

Un vuelo chárter procedente de Praga, en el que viajaban muchas familias gallegas, se enfrentó el domingo por la tarde a dos aterrizajes frustrados en Lavacolla

30 mar 2016 . Actualizado a las 09:57 h.

El suyo fue un desahogo en Facebook, un comentario con el que quiso liberarse de toda la tensión vivida en las últimas horas pero, también, una llamada de atención sobre lo que considera una maniobra innecesaria. La actriz de Marín Mayka Braña, un rostro conocido de una serie de la TVG, se enfrentó el domingo por la tarde a una de esas situaciones de las que nunca se olvidará. Regresaba junto a su marido y su hijo de once años de pasar la Semana Santa en Praga. El viaje de vuelta lo hizo en un Boeing 737-800 de Travel Service, un vuelo chárter en el que viajaban, principalmente, familias.

El avión despegó de la capital checa a las 19.45 horas con llegada prevista a Lavacolla a las 22.45 horas, una travesía que discurrió con normalidad al inicio pero que se complicó a medida que el vuelo se acercaba al aeropuerto compostelano. Mayka Braña aclara que el aterrizaje comenzó en medio de una densa niebla y entre turbulencias cada vez mayores. «El avión se puso casi vertical, parecía que el ala izquierda iba a chocar contra el suelo; el viento nos golpeó fuertemente de lado. El comandante decidió iniciar entonces el ascenso pero daba la sensación, literalmente, de que el aparato ya no tenía potencia para hacerlo. La gente empezó a llorar y a vomitar».

La actriz gallega asegura que, ya de nuevo en el aire, fue cuando el comandante explicó con voz entrecortada y en inglés que «no había pasado por esa situación muchas veces, aún siendo un piloto bastante mayor».