ADIF no hará la nueva estación del AVE hasta que haya 3,5 millones de viajeros

El Concello exige una plataforma de cuarenta metros de ancho en el horizonte del 2019

ADIF quiere vincular la ampliación de la estación al número de pasajeros de la actual terminal.
ADIF quiere vincular la ampliación de la estación al número de pasajeros de la actual terminal.
la voz

El Ayuntamiento de Santiago no tiene ningún problema con la Xunta por el tema de la estación intermodal, sino con Madrid. Y es la actitud de ADIF, con quien mantuvo Raxoi una reunión el pasado martes, la que hará que el Concello suscriba o no el convenio del área ferroviaria. El gobierno compostelano, aunque no disimula su disgusto por la actitud de la Xunta hacia el Concello, acepta todo lo propuesto por el Ejecutivo gallego respecto a la terminal de autobuses, pero el acuerdo está supeditado a los compromisos centrales.

En el proceso del Hórreo todo iba bien hasta la reunión que mantuvieron Fomento, Xunta, Concello y ADIF. Pese a que el convenio contemplaba la cesión por el ADIF de sus propios terrenos para la terminal autonómica, en esa reunión se negó en redondo. Más aún, exigió que le fuesen pagados por el Concello o la Xunta. Seguramente será el Concello, pero este ha exigido el control de la actuación en Renfe y el cumplimiento de los compromisos del ADIF.

Y es que el gobierno compostelano tiene una sensación agridulce de sus contactos con ADIF. Ve que el proceso camina, pero no avanza de acuerdo a lo deseable y a lo esencial. Y lo esencial para el Concello es que la gestora ferroviaria, que aboga por la terminal de autobuses en el 2019, tenga en ese horizonte ejecutada la plataforma aérea de tránsito entre el Hórreo y Pontepedriña.

En la reunión del martes los responsables del ADIF le insinuaron al edil Jorge Duarte que la intención del organismo estatal es construir una pasarela más o menos como las que discurren sobre las autopistas. Y no se trata de seis metros de ancho, sino de 35 a 40. «Unha pasarela non nos vale», enfatiza Duarte.

El objetivo es que en la primera fase del nuevo proyecto, con horizonte en el año 2019, esté listo ese espacio amplio sobre el ferrocarril con una parte cerrada de acceso a la zona ferroviaria y otra de descenso a la estación de autobuses. La plataforma desembocará en la rúa Clara Campoamor con acceso a la misma a través de un ascensor o una escalera mecánica. Esa es la primera fase.

Negociaciones

La segunda fase, sin plazo fijado, es la construcción de la nueva estación del AVE, la terminal adecuada para Santiago. Pero este proyecto tiene un problema: que ADIF ha decidido no ejecutarlo hasta que la ciudad no alcance la cifra de 3,5 millones de viajeros. Y eso puede ocurrir dentro de varios años, lo que tarde en lograr 1,2 millones. Actualmente el Hórreo tiene un movimiento de 2,3 millones de pasajeros, el mayor de Galicia.

El Ayuntamiento compostelano tiene una exigencia clara: si va a involucrarse más allá de lo previsto, quiere la plataforma en el 2019, quiere plazos concretos y quiere ver el anteproyecto del conjunto del área. Si ADIF no cumple estos compromisos, el Concello no firmará ningún convenio.

La inversión del ADIF hasta el año 2019, con los términos antedichos, podría rondar los 55 millones de euros. El Concello aboga por negociar «con continuidade e intensidade» para lograr la estación intermodal exigible.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

ADIF no hará la nueva estación del AVE hasta que haya 3,5 millones de viajeros