Noriega ve devolver los comedores escolares a la Xunta como «último recurso»

Raxoi prorroga seis meses el contrato con Setex mientras busca cómo remunicipalizar la ORA y la grúa


Santiago

El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, ha señalado este viernes que la devolución de los comedores escolares a la Xunta es «o último recurso» que se plantea, toda vez que la administración local se ha hecho cargo de esta competencia impropia en base a un acuerdo con la comunidad educativa, al tiempo que ha cargado contra aquellos que tratan de sacar «rendabilidade política» al asunto.

El mismo día que se cierra el plazo para resolver la adjudicación de esos comedores, preguntado por los periodistas en rueda de prensa sobre las críticas de la oposición a cómo se ha llevado el proceso, Noriega ha negado que haya sido «opaco» y se ha reafirmado en su criterio de recurrir a un procedimiento que permitía «acortar prazos» para «regularizar unha situación administrativa».

Y, tras enfatizar que el servicio se está prestando «con normalidade», ha reprobado el «permanente análise político» del proceso por parte de quienes «buscan rendabilidade política a sabiendas de que están actuando con bastante deslealdade». Sobre todo, ha recalcado, a la vista de que todos los grupos de la oposición estuvieron representados en la mesa de contratación.

Finalmente, ha expresado su «sensación» de que «algúns» tienen «pocas gañas de que se resolva» el procedimiento administrativo y ha citado como ejemplo de ello el hecho de que el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijoo, sacó a relucir este asunto en la Cámara. «En Santiago non houbo problemas de calidade, e non pode dicir o mesmo a Xunta», ha replicado, en alusión a episodios en los que se hallaron insectos en la comida de los niños.

«Dictadura montorista»

Sobre las alternativas para el servicio, tras descartar de inicio la devolución del servicio a la administración autonómica, el regidor compostelano ha expresado dudas sobre la posibilidad de que pueda ser municipalizado debido a los límites impuestos por «a dictadura montorista» a los gastos de los ayuntamientos. «E eu son promunicipalizador», ha apostillado.

Sin abandonar el ámbito educativo, el alcalde ha dado cuenta de que la Xunta de Goberno ha decidido convocar de nuevo la mesa de contratación que adjudicó la gestión de las escuelas infantiles municipales de Conxo y Fontiñas a Clece tras la sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia que admite la denuncia de Sermasa por haber sido «excluida» del proceso. Hasta su resolución, Clece seguirá prestando el servicio.

Prórroga del contrato de Setex

Asimismo, Raxoi ha decidido prorrogar el contrato con Setex Aparkisa para la gestión de la ORA y la grúa por un período de seis meses mientras sigue buscando una solución para intentar remunicipalizar los servicios.

Al respecto, Noriega ha explicado que está pendiente una auditoría económica que confirme lo que es «de sentido común», que «da beneficios»; y otros informes sobre la posibilidad de subrogar a los trabajadores, algo que parece «complicado» por el momento.

La ciudad, «deteriorada» por los baches

A renglón seguido, a preguntas de los periodistas, el regidor local ha admitido que la ciudad está «deteriorada» y ha prometido que se duplicarán los servicios de mantenimiento y que se trabajará para «rebachear» los viales donde se puede ver más comprometida la seguridad vial.

Pese a estas medidas, ha asumido que harán falta «dúas anualidades» para devolver Compostela al estado en el que estaba antes del 2009, año en que el PP logró hacerse con el bastón de mando.

Los fotorrojos se mantienen

Acerca de los fotorrojos, después de que el Ayuntamiento de Lugo haya desactivado los suyos tras la sentencia del Tribunal Supremo que pone en entredicho las multas que se están imponiendo a través de este sistema, Noriega ha señalado que no afecta a los de Santiago porque «reúnen todos os requisitos técnicos» marcados.

Al respecto, el concejal de Convivencia de Santiago, Xan Duro, explicó en días pasados que los fotorrojos compostelanos realizan siete fotografías que, posteriormente, se remiten a la Policía Local para que esta analice si el vehículo incumplió la normativa.

Un centenar de huertos

Finalmente, en la Xunta local de este viernes se ha acordado una nueva concesión de uso de las huertas municipales de Caramoniña, la Almáciga y Brañas de Sar.

El plazo de solicitud para uno de los 32 huertos de Caramoniña y la Almáciga, o de una de los 44 de Brañas de Sar, se abre el cinco de febrero y se cierra un mes después.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Noriega ve devolver los comedores escolares a la Xunta como «último recurso»