Prisión sin fianza para la madre del bebé hallado muerto en Santiago  

La mujer estuvo bajo sospecha desde que se descubrió el cadáver, en la habitación de un hotel compostelano


Cuarenta días permaneció Marisol Fabiola Raue Ortega internada en la unidad de psiquiatría del hospital Gil Casares de Santiago. Ayer por la mañana, con el visto bueno de los facultativos que le habían diagnosticado una crisis de ansiedad severa, la policía se llevó a esta mujer de 34 años, chilena nacionalizada alemana, a presencia de la magistrada Ana López-Suevos, titular del Juzgado de Instrucción número 1, quien tras tomarle declaración ordenó su ingreso en prisión, comunicada y sin fianza. Marisol Raue es la presunta autora de la muerte de su bebé, ocurrida el 31 de agosto en una habitación del hotel Puerta del Camino de Santiago.

Al comunicar la decisión judicial, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia no concreta la calificación del delito que se le imputa a Raue, y serán las investigaciones posteriores las que habrán de definirla como homicidio o asesinato. La sospechosa, que ya tenía esta condición desde pocas horas después de que fuera hallado el cadáver de su bebé, una niña de seis meses de edad, ingresó ayer en la prisión provincial de Teixeiro.

Marisol Raue fue conducida directamente del hospital al juzgado de López-Suevos, sin declaración previa al Cuerpo Nacional de Policía, que inició la investigación ante las extrañas circunstancias de la muerte del bebé. La autopsia confirmó que el fallecimiento se debió a «asfixia mecánica de etiología médico-legal homicida» y si bien Raue quedó detenida en el hospital en espera de pasar a disposición judicial, la prolongación de su crisis de ansiedad bajo medicación, que le impedía declarar, obligó a la jueza a dejar si efecto, el 3 de septiembre -al haber transcurrido el plazo legal de 72 horas- la detención de la sospechosa, en espera de que los forenses dictaminaran que ya estaba en condiciones de comparecer. Al mismo tiempo, López-Suevos instó al hospital a avisar con una antelación mínima de 72 horas de la posibilidad de que la paciente recibiera el alta, para adoptar las medidas oportunas para su detención y traslado al juzgado, lo que se produjo a primera hora de la mañana de ayer.

Marisol Raue y su esposo, Raúl Serrano Martínez, habían viajado a Santiago con su bebé para asistir al Congreso Gnóstico Internacional de Antropología, que se celebraba en el mismo hotel.

Marisol Raue es la única imputada

La madre del bebé es la única imputada. La investigación, que fijó la hora del crimen entre las 19 y las 20 del 31 de agosto, determinó que Marisol Raue estaba con su bebé en la habitación del hotel. Su marido, Raúl Serrano, que el 2 de septiembre declaró en el juzgado, explicó que ese lunes por la mañana mantuvo una fuerte discusión con su mujer, sobre la niña, y que ella lo echó de la habitación. A la hora del crimen visitaba la ciudad, y así se corroboró.

Un caso con aspectos oscuros relacionados con las prácticas de un grupo gnóstico

La investigación de la muerte del bebé de Marisol Raue y Raúl Serrano está rodeada de aspectos oscuros relacionados con las ideas y las prácticas del Instituto Gnóstico Samael y Litelantes, organizador del congreso al que el matrimonio residente en Alemania acudió con su hija de seis meses. Esta organización está considerada como una secta y su fundador, Samael Aun Weor (en realidad el curandero colombiano Víctor Manuel Gómez Rodríguez) estableció como dogma la práctica del sexo solo dentro del matrimonio y sin eyaculación.

Aunque no han trascendido los motivos de la discusión de la pareja horas antes de que su hija muriera asfixiada, la policía ha tenido muy presente en sus investigaciones el ideario de este grupo gnóstico, contenido en la obra El matrimonio perfecto, del que es autor su fundador. Aunque confirmó la discusión con su mujer, Raúl Serrano no dejó claros los motivos que la originaron.

Votación
3 votos
Comentarios

Prisión sin fianza para la madre del bebé hallado muerto en Santiago