Noriega regresa de Madrid con plazos de obras clave y «boas sensacións»

r. m. santiago / la voz

SANTIAGO CIUDAD

Fomento licitará este año el enlace de la AP-9 y la A-54 y urgirá que Conxo acabe a tiempo

03 sep 2015 . Actualizado a las 04:00 h.

Con «boas sensacións». Así regresó ayer a Santiago el alcalde, Martiño Noriega (Compostela Aberta), de su entrevista con la ministra de Fomento, Ana Pastor, en Madrid. Para el encuentro al máximo nivel, en el que participaron también otros altos cargos del ministerio, el regidor llevaba en cartera demandas sobre las conexiones viarias de la zona norte, la obra de Conxo y sus expectativas de ver horizonte para la intermodal más allá de la intervención en la estructura ferroviaria para la que hace días se aprobaron 19 millones.

Noriega, que apreció «receptividade» del ministerio, retornó con compromisos aunque ahora, indica, «hai que substancialos». En concreto se vino con la previsión de Fomento de licitar antes de que concluya este año la obra de conexión de la AP-9 con la A-54 (la autovía de Lavacolla). Tras la reciente aprobación del proyecto, Noriega viajó a Madrid con la intención de conocer ese plazo, pero también para plantear a Pastor la necesidad de completar esas conexiones con un enlace con la N-550 que facilite la movilidad entre los polígonos de A Sionlla y el Tambre.

Y el ministerio no se cerró a esa posibilidad, según el alcalde, pese a que Pastor le recordó el compromiso del Concello de que lo ejecutaría él mismo con Emuvissa. Pero la empresa municipal ya no existe y para el Concello no es «asumible» ese enlace, expuso Noriega. El ministerio quedó en hablar con la Xunta y con el propio Ayuntamiento. Y Noriega asume que «nos tranquiliza o compromiso de licitar» la conexión con la A-54 y que «se valore a posibilidade da conexión coa N-550», con lo que «pechariamos a peza norte».