Los recursos de psiquiatría enfrentan al Movemento da Saúde Mental con el Sergas

Afirman que se dan altas precipitadas y que no se aprovechan todas las posibilidades asistenciales

la voz

El uso de los recursos de psiquiatría del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago provocó ayer un nuevo enfrentamiento del Movemento Galego de Saúde Mental con el Sergas.

El Movemento, a través de una nota pública, reprobó el uso de las camas de las dos unidades de hospitalización de pacientes agudos en la sanidad pública de Santiago, ubicadas en los hospitales Gil Casares y médico-quirúrgico de Conxo. Asegura que se dan altas precipitadas y no se ofrecen todas las posibilidades asistenciales, lo que supone de hecho una forma de recortes. Consideran que es una estrategia de la gerencia del área sanitaria para «diminuír ocupacións hospitalarias e cuestionar a necesidade de recursos. Non se considera como prioritario as necesidades dos pacientes», afirman.

La gerencia señala que a primera hora de la tarde de ayer estaban ocupadas 13 camas de la unidad de Psiquiatría del Gil Casares y 19 del médico-quirúrgico de Conxo: «as dúas unidades están abertas e todos os recursos dispoñibles», sostiene. La gerencia matiza que respeta los criterios clínicos de los profesionales de psiquiatría y sus decisiones sobre cuándo dar de alta a pacientes.

Los recursos de psiquiatría generan una gran polémica este año en Santiago, y también la Xunta de Persoal da Área Sanitaria protestó por temor a un uso inadecuado. El gerente, Luis Verde, incluso firmó un escrito recientemente en el que se comprometía ante los sindicatos a no cerrar camas de psiquiatría de agudos este verano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los recursos de psiquiatría enfrentan al Movemento da Saúde Mental con el Sergas