La exigua agrupación compostelana de Ciudadanos se desangra

En las últimas horas han sido cesados tres miembros y otros tantos se dieron de baja

la voz

Las aspiraciones de Ciudadanos de entrar en el Concello de Santiago chocan con una grave crisis en la agrupación local del partido de Albert Rivera. Con apenas una veintena de militantes, en las últimas horas han sido cesados tres y otros tantos se han dado de baja. Fuentes del partido afirman que existe una oposición mayoritaria a la gestión de su coordinador, José Canedo, incluso entre los miembros de su junta directiva.

Ciudadanos aprobó el lunes de la semana pasada una propuesta de candidatura para el Concello encabezada por la compostelana María Dolores Pazos González, consultora de profesión. En esa asamblea, en la que participaron una docena de afiliados -y a la que, al parecer, no asistió la que sería propuesta como cabeza de lista- estallaron las críticas contra Canedo, que se postuló para el segundo puesto.

La candidatura fue remitida a la dirección de Ciudadanos en Barcelona para su aprobación, pero este pronunciamiento, al igual que en el caso de otras ciudades, aún no se ha verificado. Alguno de los integrantes de esta lista han sido cesados como militantes por su posición crítica con el responsable local. Otros afiliados han tirado la toalla por propia voluntad y se van decepcionados. Entre estos se encuentra Manuel Viña, quien ayer hizo público su rechazo a la actuación de Canedo, cuyas actuaciones calificó de «autoritarias, dogmáticas y responden a un cometido claro: garantizarse su futuro político». Este militante que formalizó su baja de Ciudadanos añade que el coordinador del partido de Rivera en Santiago «ha expulsado a miembros de la agrupación por discrepar de sus ideas».

Los argumentos de Viña reflejan el sentir de una parte mayoritaria de la escasa militancia de Ciudadanos en Santiago, según distintas fuentes internas del partido consultadas por La Voz. «Dictatorial, egocéntrico, oscurantista» son calificativos en los que coinciden para definir la actuación de Canedo, de quien no comprenden como la dirección del partido ha permitido que siga como responsable de la agrupación de Santiago tras ser defenestrado al frente de la delegación gallega.

Por su parte, José Canedo no ha querido pronunciarse sobre estas críticas a su gestión más allá de cuestionar que afiliados «que llevan un mes puedan pretender gobernar el partido» o que «hay gente que confunde la democracia con otras cosas», y se ha limitado a afirmar que «hay unas normas y unos estatutos, y si algún militante tiene algún problema puede presentar reclamación ante el comité de garantías». Asimismo, el coordinador local de Ciudadanos afirma que la secretaría de organización del partido, cargo que desempeña Fran Hervías en la ejecutiva que encabeza Albert Rivera, «está informada de todo lo que está ocurriendo en Santiago».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

La exigua agrupación compostelana de Ciudadanos se desangra