Las aulas universitarias vuelven a vaciarse contra el decreto 3+2

Cientos de estudiantes se manifestaron contra la reforma de las carreras

La manifestación salió de la Alameda compostelana y terminó en la praza de Praterías con la lectura de un manifiesto.
La manifestación salió de la Alameda compostelana y terminó en la praza de Praterías con la lectura de un manifiesto.

Santiago / La Voz

Los estudiantes universitarios volvieron a vaciar las aulas de las facultades de la Universidade de Santiago, y en este caso a ellos se unieron los miembros del profesorado y del personal de administración y servicios. Ayer los campus compostelanos volvieron a vivir una nueva jornada de huelga en contra de la reforma universitaria del ministro Wert, que permite a las universidades crear grados de tres años y posgrados de dos, que podrán convivir con la actual estructura de 4+1. En este caso los sindicatos se unieron a la convocatoria, por lo que el paro fue común a docentes y PAS. De hecho, casi no hubo clases, aunque sí trabajadores que acudieron a los centros universitarios. El seguimiento fue mayoritario tanto entre los profesores como entre el personal de administración y servicios, sobre todo en los servicios centrales.

La comunidad universitaria también volvió a salir a la calle. Lo hizo desde la Alameda hasta la praza de Praterías. Cientos de personas recorrieron parte del Ensanche y de la zona vieja para rechazar las políticas educativas del PP. Secundada por todos los sindicatos con representación en la universidad, a la marcha acudió el portavoz nacional del BNG, Xavier Vence o el socialista Vicente Docasar. Vence tildó de involución la reforma universitaria, que llevará a un mayor incremento de las desigualdades sociales. El secretario nacional de la CIG-Ensino, Anxo Louzao, señaló que la propuesta del 3+2 pretende imposibilitar el acceso a las a la universidad a las clases populares. Louzao fue crítico con la Consellería de Educación, ya que aunque la reforma es del Gobierno central, «a consellería permanece calada mentres se camiña cara a liquidación da universidades pública galega», apuntó.

Desde FETE-UGT, Raúl Gómez Farto insistió en que el cien por cien del personal de la USC secundó la huelga, ya que el decreto «é unha ameaza para o ensino público». Unos minutos antes de que comenzase la manifestación en la Alameda compostelana, el conselleiro de Educación, Román Rodríguez, defendía este decreto en un acto para presentar los currículos de la ESO y el bachillerato. El conselleiro incidió en que se da más autonomía a las universidades, y además recordó que la Xunta respetará la decisión que tomen las universidades para implantar carreras de tres o cuatro años en cuanto la Conferencia de Rectores realizó el estudio que tiene previsto para valorar qué titulaciones se estructuran mejor en tres años y cuáles en cuatro. La previsión es que este documento estará listo a finales de este año.

Más información en la página 33 de la sección de Sociedad

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Las aulas universitarias vuelven a vaciarse contra el decreto 3+2