Cientos de alumnos y profesores secundan en Santiago la marcha contra la reforma de las carreras

La protesta logró paralizar la jornada lectiva en las facultades compostelanas

Efe
Santiago

Estudiantes y profesores, que se encuentran en huelga, así como sindicatos y partidos de la oposición, han secundado en Santiago la marcha en contra de la propuesta de reforma universitaria propuesta por el Gobierno central, que abre la posibilidad de introducir un modelo de tres años de grado más dos de máster, que conviviría con el actual modelo de cuatro años más uno. La movilización, a la que se han sumado centenares de personas, ha partido cerca del mediodía de la Alameda compostelana para terminar pasadas las 13.00 horas en Praterías. La manifestación ha transcurrido sin apenas problemas.  

?La marcha, convocada por el comité de estudiantes de la universidad, respaldada por sindicatos de profesores y trabajadores universitarios, estaba encabezada por una pancarta unitaria de las organizaciones de profesorado CIG-Ensino, FETE-UGT, CC.OO.-Ensino, CSIF, y de las organización de alumnos AGIR, Comités, A Liga Estudiantil, Acción Universitaria y Sindicato de Estudiantes con el lema «En defensa do ensino público. Non ao decreto 3+2».

Los representantes de estudiantes, sindicatos y partidos políticos de oposición denunciaron en Galicia que la reforma del Gobierno fomenta la privatización del sistema universitario, perjudicando a las familias con menor poder adquisitivo. Una portavoz de los comités de huelga de los estudiantes universitarios, Uxía Romero, señaló a la prensa que «todas as facultades» de la USC «están pechadas». Romero indicó que ese sistema que se quiere imponer «favorece» a las familias con suficiente poder adquisitivo para, una vez concluidos los estudios universitarios de grados, «pagar dous anos de máster», y preguntó: «¿Que fan as demais?».

El portavoz parlamentario de educación del PSdeG, Vicente Docasar, indicó que la reforma del Gobierno «puede impedir en el futuro el acceso a la Universidad de las capas medias y humildes de la sociedad» y expresó su esperanza de que el nuevo conselleiro de Educación, Román Rodríguez, «cumpla su palabra» de no actuar en contra de los intereses de esos centros académicos. «Rodríguez es una persona dialogante», comentó Docasar, y señaló que «está obligado a atender estas reivindicaciones de la comunidad educativa gallega».

Destacó que, a diferencia de otros países europeos como Francia, donde «las tasas universitarias de un máster son de 250 euros el curso», el elevado precio de esa formación en España «pone en peligro el acceso a la Universidad y la equidad del sistema» de educación superior.

Para el portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, la reforma constituye un «desmantelamento» del sistema de educación superior, una «involución» y un «retroceso» de los servicios públicos que lleva a una «sociedad desigual». El líder del BNG consideró que hay «pouco que confiar» en el nuevo conselleiro de Educación, porque «se pliega aos dictados do Goberno central». Vence, que es profesor de la Universidade de Santiago, afirmó que «cinco anos de formación universitaria son imprescindibles para unha boa calidade» de los titulados, independientemente de si es «tres máis dous, catro máis un ou cinco. Calquera das fórmulas sería válida». «O que non vale é facer graos finalistas de tres anos porque implica unha calidad de formación ínfima», destacó, y opinó que eso no prepara a los alumnos para un mercado de trabajo competitivo, sino que «degrada» el sistema y contribuye al «abandono» de los alumnos.

El secretario general del sindicato CIG-Ensino, Anxo Louzao, destacó que «a maior parte das facultades están paralizadas» en la capital gallega, lo que consideró que muestra un «rotundo éxito» de la huelga convocada para pedir la «paralización do decreto» de reforma propuesto por el Gobierno. Louzao consideró que esa reforma constituye un paso más hacia una «maior privatización dos servizos públicos», ya que pretende «limitar o acceso á Universidade ás clases populares». El sindicalista denunció que el Gobierno ya ha aplicado políticas de «incremento de matrículas» y de «reducción de becas», así como «endurecimiento das condicións de acceso» a estas.

También reprochó que la Administración no ha llevado a cabo el cumplimiento de la «tasa de reposición» de profesores, de manera que actualmente las universidades gallegas tienen «350 profesores menos que hai cinco anos», lo que supone un recorte do 8 %, e hai, además, «1.200 investigadores menos», comentó.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Cientos de alumnos y profesores secundan en Santiago la marcha contra la reforma de las carreras