Homenaje al «julio» número uno

Moteros de A Valenzá recorrerán la ruta en la que falleció Pablo Quintana


OURENSE / LA VOZ

Era compañero y fundador de la agrupación motera Los Julios, de A Valenzá, vecino y amigo. A los 33 años, Pablo Quintana se dejó la vida sobre el asfalto de la antigua carretera N-120 entre Ferreira de Pantón y Monforte. Un mal golpe contra la valla quitamiedos fue fatal para el motorista ourensano, que recorría la zona para preparar una ruta que la agrupación iba a realizar este domingo. La reunión motera de carácter lúdico se transformará en un homenaje a Pablo y en una reivindicación para que las autoridades decidan intervenir para dotar a las carreteras de medidas de protección para los motoristas.

Aquel día fatídico, sus amigos de la agrupación Los Julios Marcos Dacosta y Emilio Rodríguez acompañaban en el reconocimiento de la ruta a Pablo y vieron el accidente. «Habíamos quedado ese día (7 de noviembre) para ver las carreteras de la ruta prevista. Él no iba rápido pero se fue contra un guardarraíl normal y falleció. Contra un quitamiedos con protección no le hubiera pasado nada o hubiera sido menos probable que falleciera», explican sus amigos en el bar de A Valenzá donde se reúnen.

Pablo Quintana y el resto de los «julios» habían estado el 21 de septiembre manifestándose en Santiago de Compostela pidiendo una solución, entre otros miles de moteros, para el problema de las vallas que han truncado vidas de motoristas o les han causado importantes amputaciones. Los moteros exigen soluciones y que se apliquen. Que se haga un estudio de las zonas en las que son necesarios, porque a veces ven colocada la doble protección en rectas y no en puntos más peligrosos. En la carretera de Monforte a Pantón, la preferida de Pablo Quintana para pasear en moto, no hay elemento de seguridad alguno e incluso una señal que alertaba de la curva peligrosa estaba tirada 50 metros antes del lugar en el que se produjo el accidente, explican.

Pablo Dacosta incide en que los motoristas se encuentran otros problemas al circular, como las pinturas deslizantes, los parcheados en la carretera o los baches que cuando se viaja en coche no afectan pero en moto sí pueden provocar caídas aunque se circule despacio. Este joven motero explica que ahora hay muchas más motos que hace diez años pero medidas de seguridad, pocas. «Se gasta más en radares o en helicópteros que en salvar vidas», opina. «El problema se ve de lejos, hasta que te toca», apunta Carla Pereira. Y Marcos Amaral reclama que se invierta en seguridad porque «no andamos gratis por la carretera. Pagamos impuestos y si vas en moto es para disfrutar».

¿Cuántos motoristas han fallecido por impactos contra guardarraíles?, se preguntan. En la agrupación Los Julios, conocen dos casos en los dos últimos años. La muerte de Pablo Quintana les ha afectado más por ser de su grupo, pero la de otros moteros también. «Conozcas o no a la persona, porque el mundo motero es muy unido», explica Carla Pereira.

Pablo Quintana era prudente y solía llevar siempre la equipación completa, recuerda Carlos Barroso. El domingo, con salida desde Outariz, recorrerán la carretera por la ruta prevista con una parada donde fue el accidente de Pablo, para homenajear al «julio número uno», un motero que con su alegría «dejaba huella donde estaba», dice Carla. Recordarán así que «nuestro amigo Pablo Quintana Martínez siempre estará con nosotros».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Homenaje al «julio» número uno