La Brif de Laza considera un insulto el nombramiento de Currás como delegado de Tragsa en Galicia

María Cobas Vázquez
María Cobas O BARCO

SANTIAGO CIUDAD

27 oct 2014 . Actualizado a las 17:19 h.

Los trabajadores de la BRIF en Laza, la única Brigada de Refuerzo de Incendios Forestales que hay en Galicia, consideran un «insulto» el nombramiento de Ángel Currás, exalcalde de Santiago de Compostela, como nuevo delegado de Tragsa. «Queren recortar salarios (patronal y empresa están en plena negociación) e veñen con isto, de poñer a un imputado nun posto que está vacío e que pode seguir así», señalan los empleados. Consideran, además, que es un insulto no solo a los trabajadores, sino a la sociedad en general, puesto que se trata de una empresa pública. De hecho, anuncian que llevarán a cabo nuevas protestas para reivindicar mejoras salariales, «e agora máis, porque para nós non hai cartos, pero si para os enchufados do goberno».

La negociación entre las BRIF y Tragsa continúa el miércoles. Para ese día, como todos los miércoles, está prevista una nueva reunión. «Dinnos que para decembro queren ter acordo, porque se non, eles descólganse do convenio», dicen los trabajadores. Y añade: «Culpannos de todo, pero despois eles manteñen a estes, que son directivos postos para chupar».