El plan para proteger A Rocha exige invertir un millón de euros

El ámbito alcanzará a 6,5 hectáreas, pero la zona pública requerirá 2,3

La aprobación del plan supone la suspensión de la concesión de licencias por dos años.
La aprobación del plan supone la suspensión de la concesión de licencias por dos años.
la voz

El Ayuntamiento protegerá el castillo de A Rocha y su entorno con un plan especial que extenderá su ámbito sobre 6,5 hectáreas (65.000 metros cuadrados), aunque el espacio público vinculado a la antigua fortaleza se reduce a 2,3. Se trata de 23.000 metros cuadrados y el Concello tendrá que hacerse con buena parte de ellos para acondicionar el parque arqueológico. El plan especial se aprobó de forma inicial hace días, lo que conlleva la suspensión de concesión de licencias para cualquier actuación que resulte incompatible con la ordenación propuesta.

La suspensión tendrá una duración máxima de dos años y se extinguirá, en todo caso, con la aprobación definitiva del planeamiento, que fija una inversión próxima al millón de euros para la adquisición de los terrenos y servidumbres precisas, así como para el proyecto de musealización que permitirá la puesta en valor de los restos de la antigua fortaleza y las mejoras en su accesibilidad.

El ámbito alcanzará hasta los terrenos en el margen norte del regato del Vilar, en el tramo comprendido entre la vía férrea y la desembocadura del Sar, así como a los situados en el margen este del mismo cauce, con el objeto de recuperar el trazado del antiguo camino de Escorredía, que se considera más idóneo que el propuesto en el Plan Xeral para garantizar la accesibilidad peatonal al parque y su conexión con el Camino Portugués y el castro de Conxo. Porque una de las iniciativas que se plantean para la puesta en valor del parque es la recuperación de los antiguos caminos existentes y facilitar una conexión peatonal con el centro a través de la ruta portuguesa.

Punto de observación elevado

Elaborado por RVR Arquitectos a petición del Consorcio, el plan zonifica el ámbito en seis áreas de ordenación. Una de ellas es la que afecta a los caminos, pero la principal es la del propio castillo, para la que se deberá aprobar un plan director con las actuaciones de recuperación, restauración, consolidación y mantenimiento del yacimiento. Y en tanto no se apruebe ese documento solo se podrán autorizar trabajos urgentes de mantenimiento, conservación y consolidación de los restos, además de las catas necesarias.

En el contorno del área arqueológica solo se permitirán actuaciones para la puesta en valor, protección y adecuación para la visita pública del yacimiento, incluyendo las construcciones precisas para el cierre del ámbito y la creación de un punto de observación elevado. Se prevé igualmente acondicionar un aparcamiento con unas 30 plazas para vehículos y 3 de autocares. También se regula la zona de cultivos del contorno, en la que se prohíbe cualquier alteración de las condiciones naturales del terreno o de su topografía, mientras que en los terrenos de ribera del Sar y del regato de Vilar solo se autorizarán actuaciones de recuperación de la calidad de las aguas y la vegetación del entorno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El plan para proteger A Rocha exige invertir un millón de euros