A Coruña y Vigo crean sendos fondos para evitar el abandono por motivos económicos

la voz

La UDC crea un fondo social dotado con 115.000 euros para ayudas a los estudiantes con problemas económicos. Según explicó ayer el rector, Xosé Luís Armesto, incluirá una serie de medidas tanto académicas como económicas que tienen como finalidad facilitar el acceso del alumnado a los estudios superiores así como la consecución de un título universitario. La partida más importante, 100.000 euros, se destinará a ayudas para el pago de la matrícula, que podría ser parcial o total, de los alumnos en una situación económica desfavorable. Esta convocatoria, que se abrirá en septiembre, tendrá en cuenta criterios económicos y también académicos.

Por otra parte, continuará la convocatoria de ayudas para los alumnos en una situación económica desfavorable dotada con 15.000 euros. Estará abierta a lo largo de todo el curso y podrán solicitarla aquellos estudiantes que, en un momento dado, tengan una situación de urgencia que les impida abonar la matrícula. Este año la UDC ofrecía la posibilidad de fraccionar en cuatro cuotas el pago de la matrícula, una opción que a partir del año que viene también estará disponible para aquellos alumnos a los que el ministerio les niegue la concesión de la beca, dado que en la actualidad deben hacerla en un solo pago si se les deniega la beca.

También se redactará una norma subsidiaria para no penalizar académicamente a los alumnos que deban abandonar sus estudios. De esta manera, si en el futuro decide retomarlos tendrá un expediente limpio y no constarán las materias como no presentadas. Por último, se destinará una partida a ayudas para el desplazamiento del alumnado para la realización de prácticas obligatorias.

La creación de este fondo no supone el incremento del presupuesto de la UDC, sino que, como señaló Armesto, se han reorganizado otras partidas y ayudas existentes destinadas a la docencia y a la formación «porque agora é urxente atender a estas peticións». El rector de la UDC explicó que se han visto obligados a tomar esta serie de medidas ante el endurecimiento de las condiciones académicas, «entre un 20-40 por cento», para acceder a las becas del ministerio. «Na nota de corte pasouse dun 5 a un 6,5. Esixirlles máis rendemento académico aos bolseiros non é razoable, as bolsas de estudos son para paliar as diferenzas económicas».

Vigo habilita 30.000 euros

La comisión de asuntos económicos de la Universidade de Vigo aprobó precisamente ayer una medida similar que debe pasar aún por el consello de goberno. Destinará 30.000 euros para aquellos alumnos a los que una situación imprevista, como el fallecimiento de algún progenitor, la pérdida de empleo de los padres o una situación de quiebra familiar les aboque a abandonar los estudios. La cuantía máxima será de dos mil euros por estudiante tanto para sufragar la matrícula como para otros gastos, y en el caso de estar ya estudiando se exige al menos haber superado el 50 % de los créditos.

Vigo también fracciona el pago de matrícula, y no solo en cuatro plazos sino que permite hacerlo hasta en seis, para facilitar la permanencia del alumnado. De momento, la Universidade de Santiago no ha previsto habilitar una partida específica para alumnos que no pueden hacer frente a los pagos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

A Coruña y Vigo crean sendos fondos para evitar el abandono por motivos económicos