A Coruña y Vigo crean sendos fondos para evitar el abandono por motivos económicos

m. v. a coruña / la voz

SANTIAGO CIUDAD

07 jun 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

La UDC crea un fondo social dotado con 115.000 euros para ayudas a los estudiantes con problemas económicos. Según explicó ayer el rector, Xosé Luís Armesto, incluirá una serie de medidas tanto académicas como económicas que tienen como finalidad facilitar el acceso del alumnado a los estudios superiores así como la consecución de un título universitario. La partida más importante, 100.000 euros, se destinará a ayudas para el pago de la matrícula, que podría ser parcial o total, de los alumnos en una situación económica desfavorable. Esta convocatoria, que se abrirá en septiembre, tendrá en cuenta criterios económicos y también académicos.

Por otra parte, continuará la convocatoria de ayudas para los alumnos en una situación económica desfavorable dotada con 15.000 euros. Estará abierta a lo largo de todo el curso y podrán solicitarla aquellos estudiantes que, en un momento dado, tengan una situación de urgencia que les impida abonar la matrícula. Este año la UDC ofrecía la posibilidad de fraccionar en cuatro cuotas el pago de la matrícula, una opción que a partir del año que viene también estará disponible para aquellos alumnos a los que el ministerio les niegue la concesión de la beca, dado que en la actualidad deben hacerla en un solo pago si se les deniega la beca.

También se redactará una norma subsidiaria para no penalizar académicamente a los alumnos que deban abandonar sus estudios. De esta manera, si en el futuro decide retomarlos tendrá un expediente limpio y no constarán las materias como no presentadas. Por último, se destinará una partida a ayudas para el desplazamiento del alumnado para la realización de prácticas obligatorias.