La USC revisará todos los anclajes de la biblioteca de la Facultade de Historia


santiago / la voz

A primera hora de la mañana, el servicio de Arquitectura de la Universidade de Santiago inició la revisión de la biblioteca de la Facultade de Historia para comprobar que no hay peligro para los usuarios cuando se reabra. Dicha inspección se alargará unos días, puesto que como explicó el decano, Juan Manuel Monterroso, es necesario revisar estantería por estantería todos los anclajes para comprobar que no hay peligro de que se produzca un incidente como el de esta semana, en el que se desprendió una moldura de madera de tres metros de largo que cayó muy cerca de una mesa con estudiantes. El decano también recordó que se hace necesaria la redacción del plan director del centro y avanzar en la reparación de las cubiertas. La de ayer fue una primera toma de contacto con la imponente biblioteca, que data de principios del siglo XX, al igual que la placa que con la inscripción Deum domus alma silescit había permanecido sobre la puerta que comunica las salas de lectura más de cien años. A lo largo de los próximos días se avanzará en la revisión y mientras tanto, habrá dos aulas habilitadas como sala de estudio, las mismas que usarán de noche los alumnos que ayer iniciaron otro encierro en Historia para protestar por la carencia de espacios de estudio y por la solución de instalar tornos en la Concepción Arenal para gestionar los accesos, que piensan no es la solución al problema.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La USC revisará todos los anclajes de la biblioteca de la Facultade de Historia