La estación marina fantasma

La construcción de un centro sonense para la formación de alumnos universitarios nunca se llevó a cabo


ribeira / la voz

Su construcción parecía inminente, pero la estación marina de Porto do Son se quedó en una ilusión. La Voz anunciaba, el 12 de diciembre de 1989, que en pocos días se iniciarían los trabajos para levantar este edificio, que estaba llamado a ser un centro de estudios biológicos para los alumnos de Biología, Farmacia y Medicina de la Universidade de Santiago de Compostela. «El director del área del vicerrectorado de Investigación manifestó que la Universidad ha abierto las gestiones con el ayuntamiento sonense y con Costas para determinar con exactitud a quien pertenecen los terrenos donde se pretende levantar la edificación», se relató en la información. Los primeros indicios apuntaban a que el inmueble sería construido en una zona rocosa cercana a la laguna de San Pedro de Muro. Se justificaba esta ubicación de la siguiente manera: «La costa sonense es la que menor índice de contaminación presenta de toda la ría de Muros-Noia».

Condición indispensable

Porto do Son fue el lugar elegido para construir la estación marina por su cercanía a Santiago de Compostela, una condición indispensable para que los estudiantes pudieran completar su formación sin tener que trasladarse demasiados kilómetros. «Tras los estudios oceanográficos efectuados, el paraje de la laguna de San Pedro de Muro resultó cumplir con las condiciones requeridas». La inversión que se había pensado para el proyecto superaba los cien millones de pesetas. La estación marina de Porto do Son es todavía fantasma.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La estación marina fantasma