«Competir con la playa y el ocio en verano es muy difícil»

Aunque las Xornadas de Historia de Porto do Son se realizan en pleno agosto, Mariño confía en que despierten gran interés


Ribeira / la voz

Manuel Mariño del Río es un hombre entregado a su trabajo como director en las Xornadas de Historia e Cultura de Porto do Son. Para él, todo esfuerzo es poco si los que asisten a la iniciativa salen satisfechos y contentos de cada conferencia, viaje o película visionada.

-¿Qué actividades se realizarán en esta edición?

-Durante cuatro días intentaremos que los oyentes consigan comprender la temática impartida en las diferentes charlas de Usos, tradicións, costumes e crenzas. Se llevarán a cabo varias conferencias sobre cuestiones como la tradición de los curanderos, los juegos tradicionales, las brujas, la orfebrería popular en Galicia, el ciclo de la vida de la cultura popular o la celebración con representaciones de moros y cristianos. También habrá actividades complementarias como un viaje a Cambados y a Pontevedra, la presentación del libro Arte Rupestre no Barbanza de Ramón Fábregas, la visita al castillo de San Antón, el visionado de varias películas cedidas por el museo do Pobo Galego y tres talleres, uno sobre como fabricar miel, otro sobre la matanza del cerdo celta y el último sobre cómo hacer lino.

-¿Cuánta gente suele asistir a esta cita?

-Son convocatorias que cuentan con una gran cantidad de asistentes, a pesar de celebrarse en un mes donde reinan las fiestas e impera el buen tiempo para ir a la playa. De momento ya contamos con sesenta inscritos. La entrada a las conferencias es libre, Para los viajes sí que hay apuntarse con antelación, para poder organizarlos correctamente. Hay mucha gente que se inscribe directamente en la mesa de la entrada, cualquiera de los días de las conferencias. Pero ya hay personas que se han apuntado con antelación en la biblioteca y otros han enviado correos electrónicos confirmado su asistencia. Nuestro objetivo es que la gente salga contenta de cada tarea. Y por supuesto que aprendan todo lo posible.

-¿Qué tema han elegido este año?

-Hemos apostado por tradiciones y creencias. La decisión fue de los asistentes a las jornadas del año pasado. En cada edición ponemos una hoja con varias opciones para que el público decida el tema del siguiente año. La temática que contó con más votos fue esta y nos pareció interesante abordarla. Si no tenemos conferenciantes para la materia, la cambiamos, pero afortunadamente en estos once años nunca hemos tenido que hacer esto.

-¿Cómo se siente al celebrar la onceava edición?

-Competir con el ocio y la playa en verano, es muy difícil, pero aun así siempre contamos con mucha gente. Los ponentes siempre salen contentos por la afluencia de personas que los escuchan. Hay un grupo de quince o veinte asistentes que acuden siempre, lo que hace que las jornadas tengan ya un ambiente familiar.

-¿Cuánto tiempo invierten en planificar las actividades?

-Prácticamente desde el mes de mayo. Usamos mucho tiempo para poner a cada conferenciante en su día. Lo armamos todo poco a poco. La organización lleva tiempo. Dedicamos mayo y junio para planificar todo, y julio para ultimar detalles.

-Parece un trabajo difícil...

-Es una tarea dura, pero salimos orgullosos y satisfechos de cada una de las jornadas. Es un trabajo muy gratificante. Creemos que asistirán más de ochenta personas. El éxito está garantizado.

Manuel Mariño del río director de las xornadas de Historia

«Creemos que este año asistirán más de ochenta personas. El éxito está garantizado»

«Dedicamos mayo y junio para planificar todo, y julio para ultimar detalles»

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Competir con la playa y el ocio en verano es muy difícil»