Alerta en el embalse de As Forcadas al aparecer unas microalgas en la superficie


El Concello de Valdoviño tiene pendiente una obra de mejora de la red de abastecimiento de agua en el municipio para ahorrar costes en el servicio. Se trata de un proyecto para aumentar la potencia en la estación de tratamiento de agua en Cameleiro. En este proceso de bombeo del agua de As Forcadas la estación necesita 2.000 litros de gasoil cada diez días, un importante gasto que el gobierno local quiere paliar con el aumento de potencia.

Además, estos días han vuelto a aparecer en el embalse de As Forcadas, que abastece a los municipios de la comarca, unas microalgas que han desatado la alerta. Según han informado técnicos de Emafesa, empresa que se encarga de gestionar el suministro a Ferrol, Narón, Fene, Ares y Mugardos, se trata de unos microorganismos que otorgan un color verdoso al agua y aparecen cada año por estas fechas en la superficie del embalse.

La aparición de estas microalgas ha provocado que se active la alerta en el embalse. La empresa que gestiona el servicio ha activado ya el protocolo establecido por la Consellería de Sanidade para garantizar que no afecte la excesiva concentración de las cianobacterias a la red de abastecimiento. «En todo momento el agua que se suministra desde Catabois cumple los parámetros de salud para su consumo», indican desde la empresa de aguas.

Entre las medidas que está llevando a cabo la firma están la realización de análisis diarios que se remiten a Sanidade o el tratamiento de estos organismos para que no lleguen a la red. «La captación de agua en el embalse es subacuática y estas algas aparecen en la superficie del embalse ya que necesitan sol, por lo que apenas entran organismos en la red de tuberías», explicaban los técnicos de la firma. Además, el agua captada tiene que viajar por una red de veinte kilómetros hasta llegar a la estación de tratamiento ferrolana, por lo que, según indican los técnicos, en este viaje suelen morir los organismos que hayan podido entrar al no tener contacto con la luz.

Finalmente, ya en la estación, se efectúa el tratamiento para la completa eliminación. «Se utilizan unos productos químicos para tratar el agua y que sea apta para el consumo y se filtra para garantizar que no llegue ningún organismo», detallan fuentes de Emafesa.

Proyecto experimental

A pesar de que con este proceso se garantiza que no llegue ningún microorganismo a la red, Augas de Galicia, que controla el estado del embalse, subvencionó un proyecto experimental de la Universidad de Santiago de Compostela para intentar disminuir la concentración de estas algas.

Este experimento, que se realizó durante un año y medio y concluyó hace unos meses, consiguió eliminar las cianobacterias sin utilizar productos químicos, sino empleando una tecnología ambiental blanda para hacer crecer unas bacterias inocuas que conviven con las algas que acaban desplazándolas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Alerta en el embalse de As Forcadas al aparecer unas microalgas en la superficie