Los fósiles de O Courel ayudarán a estudiar el yacimiento de Becerreá


El descubrimiento en O Courel de los restos humanos más antiguos de Galicia -hallados por científicos del instituto geológico Parga Pondal, de la Universidade da Coruña- abre nuevas perspectivas en la investigación de los yacimientos paleolíticos del sur lucense que la Universidade de Santiago (USC) promueve desde el 2006. Los especialistas que trabajan en este último proyecto señalan que los fósiles humanos de O Courel pertenecen probablemente al mismo período cultural que algunas de las industrias líticas halladas en la cueva de Valdavara (Becerreá), por lo que las informaciones que se obtengan en ambos yacimientos podrían complementarse entre sí para reconstruir una etapa muy poco conocida de la prehistoria de la montaña lucense.

Los restos humanos hallados en O Courel, según la datación efectuada con el método del carbono 14, tienen una antigüedad de entre 8.000 y 10.000 años. En las excavaciones realizadas durante los últimos años en Valdavara habían aparecido -junto con materiales de otros períodos prehistóricos- una serie de utensilios líticos cuya antigüedad se ha fijado en unos 8.800 años. Esta datación se realizó también con carbono 14, sobre algunos huesos de animales hallados en el mismo nivel que los referidos artefactos. Tanto estas industrias como los fósiles de O?????Courel parecen encuadrarse en el Mesolítico, una época de transición entre el Paleolítico y el Neolítico de la que hay muy pocas muestras en Galicia y en el resto de la Península, según explica el arqueólogo Arturo de Lombera, uno de los coordinadores del proyecto de la USC. «En la sierra de O Xistral y en Abadín hay algún otro yacimiento que a grosso modo también podría situarse en ese período, pero el de Valdavara es el más se aproxima a la antigüedad que se atribuye a los restos humanos de O Courel», comenta a este respecto.

Los investigadores de la USC prestarán especial atención al resultado de los análisis que se están efectuando de estos restos, así como de los fósiles de uro o toro salvaje -de 8.000 años de antigüedad- que fueron hallados en O Courel junto con los huesos humanos. «Esta investigación puede aportar datos muy interesantes sobre el medio ambiente de ese período y por tanto puede ayudar al estudio de las industrias mesolíticas de Becerreá», dice De Lombera.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Los fósiles de O Courel ayudarán a estudiar el yacimiento de Becerreá