¿Hay Internet en las estrellas?

El hombre que ha pasado más tiempo en el espacio resolvió las dudas de los ingenieros de telecomunicaciones gallegos


Conocer personalmente al hombre que ha pasado más tiempo viajando por el universo suscita un millón de dudas. Pero más allá de las preguntas más banales, como qué se come en la MIR o como transcurre un día cualquiera en una estación espacial, Serguéi Krikalev se enfrentó a las dudas de los ingenieros de comunicaciones que se dieron cita en el Hostal dos Reis Católicos.

La primera de las cuestiones fue si los astronautas son capaces de comunicarse a través de Internet con aquellos que se han quedado en la Tierra. La respuesta fue que a medias. «Tenemos la capacidad de enviar información», respondió Krikalev, que sin embargo comentó que las conexiones a través del protocolo IP no funcionan todo lo bien que debieran y que la comunicación directa con el control de la misión se realiza principalmente a través de la línea telefónica.

Experimentos

Otra de las dudas que se plantearon, y que fue formulada por el decano del Colexio Galego de Enxeñeiros de Telecomunicacións, Ramón Bermúdez, fue cómo se escogen los experimentos científicos que se llevan a cabo en gravedad cero. En este sentido, Krikalev comentó que existe una «área educacional» en cuanto a los ensayos en el espacio, y que los estudiantes universitarios pueden tomar parte en ella. Los investigadores que llevan a cabo su trabajo en las universidades tienen la oportunidad de enviar una memoria de los proyectos de investigación que están desarrollando y es la propia agencia espacial la que valora cuáles son viables y escoge los que finalmente se pondrán en marcha más allá de la estratosfera.

También la industria generada alrededor de la carrera espacial suscitó las dudas de los ingenieros de telecomunicaciones. Al parecer, las compañías que trabajan en este sector no tienen por qué ser de gran tamaño. Incluso hay medianas empresas que se encargan de suministrar componentes electrónico que viajarán a las estaciones espaciales.

Pero, ¿siguen estos componentes un criterio de homologación más estricto? Existen certificados, y las exigencias pasan, por ejemplo, por asegurarse de que un artefacto compuesto de plástico no genere humos tóxicos al quemarse.

Además, existen test especiales sobre la influencia electromagnética de ciertos componentes, y existen otros que cuentan con un protocolo especial. Incluso hay productos que tienen restricciones a la hora de viajar a galaxias lejanas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

¿Hay Internet en las estrellas?