Vivenda retoma la posibilidad de construir un parque industrial en O Son


El director xeral del Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS), Daniel Pino, accedió ayer a desbloquear la situación de callejón sin salida en la que se encontraba el polígono empresarial de Porto do Son, y se comprometió a estudiar la posibilidad de llevar a cabo esa actuación. Lo hizo en el transcurso de una reunión que mantuvo en Santiago de Compostela con una delegación integrada por el alcalde, Manuel Tomé; los portavoces municipales Ramón Quintáns y Ánxela Franco; y dos directivos de la patronal local, Joaquín Chouza y Ramón Vila.

En líneas generales, todos los representantes sonenses que participaron en la entrevista expresaron, al finalizar el encuentro, su satisfacción por el resultado de las conversaciones mantenidas y coincidieron en mostrarse optimistas ante la posibilidad de que el polígono se lleve a cabo.

En un primer momento, Daniel Pino se mostró, al parecer, reticente al proyecto al considerar que resulta innecesario habilitar un recinto de naves en cada municipio de Galicia, y por entender que en O Son no se daba la demanda suficiente de suelo que justificase una intervención de esas características.

Sin embargo, los dos dirigentes de la asociación de empresarios le entregaron una relación de solicitudes de reserva de suelo que, sumadas, dan una superficie de 100.000 metros cuadrados. En total, son 21 compañías, todas ellas del término sonense, a excepción de una, que es del municipio de Ribeira, las que aseguran estar interesadas en construir una nave en el recinto de dicha localidad.

Los portavoces políticos le dijeron que, a esa extensión, aún habría que añadirle los espacios destinados a zonas verdes y viales, y quizás una posible reserva de terrenos para futuras ampliaciones, por lo que como mínimo ya habría que urbanizar 200.000 metros cuadrados.

Próxima cita

A la vista de esos datos, Daniel Pino se mostró dispuesto a estudiar si es viable o no la propuesta o propuestas de ubicación que la delegación sonense le presentará en la siguiente reunión, que quedó fijada para el 7 de noviembre.

En un principio, empresarios y políticos coinciden en defender un emplazamiento, que son unos terrenos situados del río Cans en dirección a O Son, que presentan una serie de ventajas en materia de disposición de servicios básicos y comunicaciones por carretera; pero que tienen también sus inconvenientes, ya que están en una zona de Nebra donde todavía no finalizó la concentración parcelaria y pertenecen íntegramente a propietarios privados.

Tres son las opciones que se manejan ahora para hacer el polígono: que la Consellería de Vivenda lo tramite antes de que acabe este año, mediante una modificación del plan sectorial del 2004; que lo incluya en un nuevo programa autonómico a elaborar a partir del 2008; o que el Concello lo habilite en su plan xeral urbanístico. Los portavoces municipales se decantan por la primera vía, aunque están muy justos de tiempo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Vivenda retoma la posibilidad de construir un parque industrial en O Son