María Pose, regidora de Santa Comba: «El último año se hizo probabilidad que Ucha me apoyase para la alcaldía»

Olimpio Pelayo Arca Camba
O. P. Arca SANTIAGO / LA VOZ

SANTA COMBA

PACO RODRÍGUEZ

El pueblo xalleiro «no podía soportar la situación que estaba padeciendo», afirma

18 jun 2021 . Actualizado a las 00:09 h.

María Pose (PP) es de nuevo alcaldesa de Santa Comba. Esta es su valoración tras el primer día.

—Habló en la toma de posesión de abrir las puertas de la alcaldía de Santa Comba a todos los vecinos. ¿Estaban cerradas?

—No lo puedo constatar. Pero la de puertas abiertas fue la práctica habitual en mi etapa anterior y es mi intención en esta, independientemente de lo que se hubiera hecho los dos años anteriores.

—¿Tiene perfilado el organigrama de su equipo de gobierno?

—Todavía no, no tuvimos tiempo. Por razones laborales alguna persona no tuvo disponible el día, así que intentaremos organizarlo el fin de semana.

—Anunció una auditoría de la etapa de Barbeira. ¿En qué situación económica espera encontrarse el Ayuntamiento?

—En el ejercicio del 2018 habíamos recuperado en tres años de un remanente negativo de 500.000 euros a uno positivo de 2,5 millones, por la buena gestión realizada. Pero en el del 2019, el único que conocemos [del mandato], los 2,5 millones habían disminuido en 400.000 euros, lo que hace suponer esa misma disminución en el 2020. No tuve ocasión todavía de que me lo constatasen, pero lo imagino dado el estado de ejecución por el que pregunté el martes, donde hay muchas partidas agotadas. Estamos hablando de hacer ya un nuevo presupuesto para paliar todas esas deficiencias.

—¿El nuevo presupuesto es pues una de sus prioridades?

—El área económica es fundamental, porque sin partidas económicas no funciona el ayuntamiento. Estuve con interventor y tesorería perfilando la posibilidad de hacer ese nuevo presupuesto para ajustar lo que nos queda de año. Si no es así, va a ser muy difícil. Con el presupuesto prorrogado [del 2019], tal y como están ahora las partidas ya ejecutadas, es muy difícil continuar.

—También se refirió a falta de ayuda del Concello a sectores damnificados por la crisis derivada del coronavirus. ¿Están a tiempo de hacer algo?

—Hay que ver cómo están las partidas económicas y mirar si hay que llevar a cabo transferencias o no, porque cada partida tiene una cantidad económica y debemos comprobar si está disponible. El problema es que nosotros el año pasado, cuando se inició la pandemia, desde el PP habíamos presentado antes de Semana Santa una propuesta para ayudar a los sectores empresarial, ganadero, comercial e incluso a particulares. Proponíamos emplear el remanente para esa finalidad, pero desde alcaldía se hizo caso omiso. En 2020 no se hicieron algunas de esas actuaciones, que se dejaron por desidia y abandono total por el interés del pueblo. Estamos viendo qué partidas tenemos y cómo ajustarlas. Encargué a Intervención que trabaje ya en esas cuestiones.