Miles de romeros peregrinaron a Nosa Señora de Vilamaior

La celebración de esta parroquia de Santa Comba es una de las de mayor convocatoria de la provincia

.

santa comba / la voz

La romería de Nosa Señora de Vilamaior cuenta con uno de los poderes de convocatoria más importantes en el sur de la provincia de A Coruña, y es de las que más dinero recaudan entre los miles de devotos que cada 15 de agosto acuden hasta el templo de esta parroquia de Santa Comba. La asistencia suele rondar los ocho mil romeros que llegan a pie, peregrinando incluso de noche desde lugares de Carballo, Coristanco o Negreira, y sobre todo en coches que se aparcan en fincas próximas.

La Guardia Civil, así como Protección Civil de Santa Comba y de Negreira, llevaron a cabo una importante labor de control del tráfico y de seguridad en los accesos al santuario, evitando la picaresca de los amigos de lo ajeno que suele aprovechar las aglomeraciones para el robo de carteras.

Nosa Señora de Vilamaior está ligada con el agua purificadora que mana de la fuente de estilo barroco. Este manantial, dicen, ayuda a curar dolencias como heridas, bultos, verrugas y malformaciones de la piel. Los creyentes ven en la imagen que sale en procesión una cura a infinidad de males. La creencia en sus poderes es tal que del manto de la virgen cuelgan los billetes de hasta cien euros que los devotos ofrecen para acabar con sus dolencias. La tradición establece que para que la virgen atienda las plegarias hay que pasarle la estampita por su imagen, encargar misas y adquirir velas para agradecer su intercesión. Se estima que la recaudación puede superar los 30.000 euros. Y aunque con menos afluencia, el primer domingo de septiembre tiene lugar una segunda entrega de la fiesta, que ayer fue amenizada por grupos musicales como Tíralle do Aire y D´Gala.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Miles de romeros peregrinaron a Nosa Señora de Vilamaior