La comarca presume de fogones

La Guía Michelin recomienda veintidós restaurantes en el área de Santiago, de los que ocho se reparten por municipios del entorno y dos tienen su prestigiosa estrella

U. López
santiago / la voz

La Guía Michelin está considerada la Biblia en lo que a gastronomía se refiere. Y en la edición del 2018 estas tablas sagradas de los fogones han destacado 22 restaurantes en el área de Compostela. De ellos, solamente dos tienen una de sus prestigiosas estrellas: Casa Marcelo, en Santiago, y Retiro da Costiña, en el municipio de Santa Comba. Del establecimiento xalleiro resaltan su cocina de «gran fineza», por lo que exclaman que «¡Compensa pararse!», mientras que a la hora de definir la estrella compostelana lo hacen destacando su «original fusión entre las cocinas gallega, nipona y peruana».

Las recomendaciones de la guía en la capital permiten disfrutar de una amplia oferta, en la que se menciona el restaurante A Tafona como un espacio «informal y sorprendente» con unos fogones con «destellos creativos». Del restaurante Manso resalta su «cocina de mercado de buen nivel y opción a menús». Y de A Horta d’ Obradoiro alude a que la antigua casa del XVII que alojaba a los músicos de la Catedral presenta «cocina de mercado elaborada con sencillez y presentada con mimo». El entorno de la plaza de Abastos está doblemente representado con Ghalpon Abastos, gracias a «un único menú de mercado», y con el Abastos 2.0, al que define como «sorprendente y singular».

En el caso del restaurante De Carmen, la guía reconoce su solomillo de buey al foie y, del Don Quijote, su carta de caza de temporada. Las menciones de esa publicación incluyen la Curtidoría, por sus arroces; Auga e sal, por sus «sugerentes menús», y Pedro Roca por su «cocina gallega actualizada y excelente producto».

Desplazarse para conocer la carta de un restaurante es una costumbre que cada vez amarga menos a los amantes de la gastronomía. Y la comarca de Santiago no es ninguna excepción. Prueba de ello es que diez de los 22 restaurantes que recomienda la Guía Michelin en el área de Santiago están alejados de la capital, aunque dos se hallan dentro de su mismo municipio: Ruta Xacobea (Lavacolla) y Mar de Esteiro (A Sionlla). Del primero, la guía resalta su «interesante menú del día» y, del segundo, que «los primeros son salvajes y los segundos salen de sus propios viveros». También en Vedra hay una recomendación, el Villa Verde, por su «cocina tradicional y bodega-lagar» en una acogedora casa de piedra del XVIII. En el vecino municipio de Boqueixón se menciona O Balado como un espacio «singular, auténtico, diferente», en el que «la discreta fachada de la casa esconde una sala de carácter ecléctico».

También incluye esa relación el Santiago Bidea, en Gonte (Negreira), por su apuesta «por la cocina vasca actual en base al producto gallego de temporada» y la oferta de «coquetas habitaciones». Sin salir de Negreira, menciona asimismo a Casa Barqueiro por su «magnífico chuletón».

«Hai que traballar para manterse todos os anos»

La comida de los fogones de tres restaurantes de la comarca del Sar se huele en la prestigiosa Guía Michelin. Chef Rivera y A Casa dos Martínez, en Padrón, y Casa Ramallo, en Rois, aparecen recomendados como lugares para comer, de modo que figuran en la categoría del plato Michelín de cocina de calidad.

Para el Chef Rivera, la mención en la publicación supone continuar una línea de 30 años, de los 42 que lleva abierto este restaurante regentado por José Antonio Rivera Casal y que es todo un referente de la gastronomía gallega. En su caso, la Guía Michelin destaca que «posee un bar clásico, un comedor vestido con cuadros de pintores gallegos y una bodega rica en oportos». Añade que tiene una «carta de gusto tradicional con platos de temporada», como la caza y lamprea, y con un toque actual, tal y como explica el propio chef.

Para A Casa dos Martínez, que regentan Quique Castillo Martínez y su mujer, Marina Rial, la mención para el 2018 también se suma a las que ya tiene, 12 en total, y, en su caso, la guía destaca que «resulta íntimo, agradable y singular en su funcionamiento; de hecho, basan su oferta en un único menú diario». Añade que ofrece «cocina de mercado con toques actuales».

Por último, para Casa Ramallo tampoco es una novedad figurar en la publicación. Lleva haciéndolo cerca de veinte años, según explica uno de los titulares, José Sobrino Ramallo, que lo regenta junto a su hermana Sonia. Para la guía, este negocio familiar fundado en 1898 «presenta una sala clásica, con las paredes en piedra, y una carta de palabra que destaca por sus guisos y su exquisita lamprea en temporada».

Los titulares de los tres restaurantes coinciden en que es gratificante que una publicación como la guía Michelin reconozca su trabajo y recomiende su cocina, pero también hablan de que «hai que traballar para manter a mención todos os anos». Y a la vista de los años que llevan, parece que lo hacen y bien.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

La comarca presume de fogones