«A primeira vez que vin o acceso á aldea anegado polo río foi un shock»

Una pareja asentada en Codesido, en Rois, relata como convive con las crecidas


rois / la voz

Menos de medio año llevan Javier Rego, de 34 años, y Paula Blanco, de 36, residiendo en la aldea de Codesido, en el municipio de Rois, en una vivienda que era de la familia del primero y que arreglaron. Después de diez años viviendo en A Coruña, la pareja se trasladó al núcleo de Rois a pesar del problema de incomunicación que sufre el lugar cada vez que llueve con intensidad y el río Sar se desborda y anega el puente de acceso, una situación que Javier Rego ya conocía por sus propios padres.

Aún así, la crecida del río les impresiona, sobre todo a Paula Blanco. En lo que va de año, ya han vivido tres inundaciones del puente. La primera que presenció ella, que es natural de Padrón, dice que le causó un «shock». En una de las crecidas, Javier Rego tuvo que volver a casa del trabajo de madrugada a través de la pista de monte que es la única entrada y salida a la aldea cuando se anega el puente sobre el cauce del Sar. En otra ocasión, a las cinco y media de la madrugada, cuando iba a trabajar, tuvo que apartar los troncos que el agua dejó sobre el puente.

Por ello, no es de extrañar que la pareja asegure que «hai que estar pendentes do río cando chove moito», dice Paula, y Javier añade que «cada vez que empeza a chover estás en suspense polo que poida pasar e hai que saír antes para traballar, por se a caso».

El problema de inundarse el puente ya lo vivieron los padres de él, que es natural de Dodro, y por ello habla de que «é frustrante ver que é un problema de toda a vida e que non dan arranxado». El puente sobre el río está muy deteriorado, incluida la propia barandilla de seguridad, y no saben si sería suficiente con elevarlo para evitar su inundación o habría que construir uno nuevo. «Os técnicos teñen que valorar cal é a opción máis práctica e económica», señala la pareja.

Por la pista del monte

Javier Rego trabaja a turnos y ya utilizó la pista de monte en una ocasión. «Melloraron a pista e agora pásase ben, pero xa se empeza a deteriorar polo paso de maquinaria pesada polo que, dentro duns meses, vai estar igual que antes de adecentala», explica el vecino de Codesido. «Se tivéramos a garantía de que a pista de monte vai estar ben sempre, sería un alivio», añade Javier Rego.

«É unha pena que non se mellore o acceso a esta aldea porque é un lugar tranquilo e está cerca de lugares como Santiago ou Padrón», añade su pareja. Ambos consideran que la aldea y sus vecinos se merecen ya una solución, después de décadas con el problema de inundación del puente sobre el río, que deja el núcleo incomunicado.

«Na aldea viven persoas maiores e a ver o que pasa cando realmente haxa unha urxencia», señala Paula Blanco. También los contenedores de basura están del otro lado del río, una vez que el camión de recogida no puede acceder por el puente estrecho y deteriorado. Pero, después de tantos años, ¿por qué no se mejora? La pareja cree que puede influir el hecho de que en la aldea son pocos vecinos y la obra puede ser costosa. No obstante, creen que no hacerlo solo lleva a que cada vez sean menos vecinos en el lugar. Ellos son una excepción: dejaron A Coruña para asentarse en la aldea de Rois.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«A primeira vez que vin o acceso á aldea anegado polo río foi un shock»