Agosto infla el paro en Santiago

El final de los contratos estivales provoca un ligero repunte del desempleo en el área

.

santiago / la voz

El motor de la economía local y comarcal sigue siendo el turismo, y por extensión la hostelería y el comercio. Por eso el final de la temporada alta repercute un año más en las cifras del desempleo. Aunque no ha sido una gran caída, lo cierto es que el paro aumentó en agosto en Santiago y en la mayoría de los municipios más próximos de su área. Las excepciones a este revés se localizan en Vedra, Melide, A Baña, Negreira, Dodro, Padrón, Rois, Ordes, Tordoia y Trazo, aunque sin grandes números.

En Compostela, 40 personas que estaban trabajando en julio dejaron de hacerlo a finales de agosto, y en Ames 52 pasaron a engrosar las listas en el paro al cierre del mes pasado. Este es el municipio que encabeza los malos datos de agosto. Pero si el balance de Ames es preocupante, lo es mucho más el de Santiago, porque la ciudad sigue recibiendo estos días a numerosos turistas, y la previsión de los hosteleros para este mes de septiembre también era buena. Sin embargo, a la vista de los datos, muchos de los contratos temporales de este sector llegaron a su fin en agosto y no fueron renovados.

Frente al mal comportamiento del empleo en la capital gallega y los municipios de su área metropolitana, en otros mantiene una dinámica positiva. Son los casos de Ordes, con 20 desempleados menos en agosto con respecto a julio, y de Melide, con 17 menos. También llama la atención la evolución del empleo en los tres municipios de la comarca de Sar, con una reducción del paro en Padrón, Dodro y Rois. Concellos como Boimorto y Touro no han registrado alternaciones. Y en Arzúa y Tordoia el saldo negativo es solo de una persona.

Más información en la página 32 de la sección Economía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Agosto infla el paro en Santiago