Tres décadas poniendo luz a la Navidad

La empresa familiar Iluminaciones Santiaguesas de Padrón cumple 30 años de actividad manteniendo la inversión y el empleo


padrón / la voz

Iluminaciones Santiaguesas está de aniversario. Hace 30 años surgía esta empresa familiar en Cacheiras, en Teo, con el nombre de Iluminaciones Vázquez, el apellido de su fundador, Miguel Vázquez, de 63 años. Desde hace ocho años, la firma tiene sus instalaciones en el polígono de A Picaraña, en Padrón, y en ella trabaja, además de la mujer del fundador, Puri Cajide, de 57 años, los dos hijos del matrimonio, Tomás y Abel, de 34 y 24 años, respectivamente.

La actividad de Iluminaciones Santiaguesas comenzó con la instalación del alumbrado para las verbenas nocturnas, en unos tiempos en los que casi no se montaban luces navideñas, según recuerda Miguel Vázquez. Hoy en día, en cambio, el alumbrado de Navidad es, precisamente, «o máis forte» de la firma y más este año en el que perdió numerosos trabajos por la pandemia, hasta el punto de que registrará una caída del 60 % de su facturación anual, según explica la familia.

De las luces para las verbenas y la Navidad, la empresa dio el salto a los grandes conciertos y eventos y para ello hizo una inversión importante, a partir de la cual comenzó su expansión, según cuenta Puri Cajide, hasta convertirse en un referente en Galicia en iluminación decorativa e instalación eléctrica. Y, en ese crecimiento, las actuales instalaciones en Padrón ya se le quedan «pequenas», cuentan.

Trabajar para los Stones

El primer gran concierto en el que trabajó la firma fue en el año 1999, con los Rolling Stones y, desde entonces, se encargan de citas como el Son do Camiño (decoración incluida) o el Resurrection Fest, entre otras grandes. Entre los eventos, destaca la visita del papa. En la actualidad, la firma está metida de lleno en la instalación de las luces navideñas, cuyo encendido los Concellos adelantan este año, algo que a la empresa le vino bien para organizarse y atender todo el trabajo con el mínimo riesgo de contagio posible. De hecho, está certificada como empresa segura.

Así, serán 32 los concellos, desde Burela a la Illa de Arousa, que tendrán luces de Navidad instaladas por Iluminaciones Santiaguesas, que tuvo que rechazar encargos de otros Ayuntamientos por no poder atenderlos con la «calidade e o servizo que nos distingue», dice Tomás Vázquez.

Pese al parón que sufrió en los meses de la pandemia, la empresa fue decidida y arriesgó, de modo que mantuvo la inversión que tenía previsto de cara a estas fechas para poder atender a sus clientes. También logró mantener la plantilla con sus 20 empleados e incluso contratar a tres más para la campaña de Navidad.

De cara al futuro, la familia habla de que «trabállase con moita incerteza», pero asegura que «somos positivos» y confían en recuperar poco a poco la normalidad en su trabajo, una vez que, señala, no debería ser un sector especialmente afectado por los contagios al trabajar en la calle.

Además, cree que la «cultura terá que volver nalgún momento, aínda que sexa noutro formato, con menos público, pero de forma segura», afirma Tomás Vázquez, que añade que quedó demostrado este verano en las fiestas del Apóstolo que es posible celebrar citas culturales de menor calado y seguras. «Tamén necesitamos vida», añade la madre.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Tres décadas poniendo luz a la Navidad