La suspensión de la Pascua de Padrón, una decisión casi sin precedentes

En la historia reciente las fiestas solo dejaron de celebrarse en 1978, por la muerte del exalcalde Ramón Pazos


padrón / lA voz

El Concello de Padrón suspendió las fiestas de la Pascua en una decisión inédita en casi dos siglos, salvo la excepción del año 1978. El alcalde, Antonio Fernández, firmó el decreto en el que vincula la suspensión de las fiestas grandes al estado de alarma decretado en todo el país por la pandemia del coronavirus. También queda suspendido el proceso para licitar las parcelas pendientes de ocupar por las atracciones y demás puestos de feria. El Concello estudia qué hacer con los importes ya ingresados, correspondientes a los puestos adjudicados por cuatro años (este era el último), de modo que decidirá si hay devolución del dinero o prórroga. En este último caso, quedaría consignado para las fiestas del próximo año.

En cuanto a la suspensión de la Pascua, una cita con más de 400 años de tradición, de acuerdo con información facilitada ayer por el historiador padronés y edil de Compromiso por Padrón Eloy Rodríguez, el precedente más reciente es el año 1978, cuando el Concello decidió suspenderlas el 24 de marzo por el fallecimiento en accidente de tráfico del exalcalde Ramón Pazos. Por entonces, el regidor municipal era José Ferrón.

Echando la vista más atrás, a principios del siglo XIX, hay documentación que constata la anulación de la Pascua en 1821, cuando las fiestas se reducían a la feria de ganado. Ese año se produjo una riada tan grande que fallecieron unas 700 cabezas de ganado. Fue entonces, recuerda Eloy Rodríguez, cuando Santiago «aproveitou a conxuntura para tratar de arrebatarlle a Pascua a Padrón». No era la primera vez que lo intentaba, pero sin éxito.

También hay constancia de la suspensión en el año 1827, por el conflicto entre España y Portugal. Durante la guerra civil española tampoco hay documentación sobre las fiestas de la Pascua, por lo que el historiador padronés considera que no se debió celebrar en los años 1937, 1938 y 1939. En los últimos tiempos, las inclemencias meteorológicas también tienen impedido la normal celebración de parte de las actividades, como sucedió con la Pascuilla. El estado de alerta escribe, por tanto, una nueva página en la historia de las fiestas grandes de Padrón.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La suspensión de la Pascua de Padrón, una decisión casi sin precedentes