Parte del Paseo del Espolón de Padrón vuelve a llenarse de charcos de agua

«Es una pocilga», aseguran vendedores del mercado ambulante de los domingos


padrón / la voz

La imagen se repite una vez más en el Paseo del Espolón de Padrón: con las lluvias, el espacio se llena de charcos de agua, sobre todo en las zonas que están más pisadas. El agua sobre la superficie es más notoria en la mitad que está situada junto a la plaza de abastos, de modo que ya hay zonas con grandes charcos.

«Es lo que pasa siempre en otoño e invierno», cuenta un vendedor ambulante con puesto en el Espolón. Sin duda, el colectivo de ambulantes es el más perjudicado por el estado que presenta el paseo que, ante la previsión de lluvia de los próximos días, no mejorará para el domingo, día de celebración del mercado dominical.

«Deberían arreglar este problema de una vez porque mucha gente ya no pisa el Espolón por estar como está», añade el mismo vendedor. Lo mismo opina la titular de otro puesto del Paseo del Espolón, quien habla directamente de que es «una pocilga. Nada que llueva, ya está todo encharcado», asegura antes de añadir que «pese a todo el dinero que lleva gastado el Concello, todos los años pasa lo mismo».

También coincide en que la situación del paseo afecta a las ventas ya que, explica, «la gente llega al Espolón y da la vuelta por no mojar ni manchar el calzado», dice. «Estás allí con tu mercancía y no pasa nadie, pero tú tiene que pagar igualmente el puesto y el cobro es anual», afirma.

El Ayuntamiento tiene solicitada una subvención para empedrar el pavimento

La solución elegida por el Concello para adecentar el Espolón no parece estar dando el resultado esperado, a la vista de lo que sucede todos los años. La gravilla que extiende va moviéndose a medida que se pisa el espacio. De hecho, las zonas más transitadas, como los pasillos del mercado, son las que peor están. El Concello estudia ahora echar un poco de gravilla en los espacios más encharcados, pero nada más.

En 2013, hizo una obra en el paseo por importe de 40.000 euros, para tapar los charcos y otras zonas deprimidas con una capa de gravilla. Tras esa capa fueron otras, la última en febrero del año pasado y a cada una sube el pavimento de modo que, a este paso, los bancos decorativos se quedarán sin los pies a la vista.

Visto que la gravilla, tal y como se está haciendo, no da resultado, el Ayuntamiento decidió solicitar una subvención de más de un millón de euros para empedrar el paseo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Parte del Paseo del Espolón de Padrón vuelve a llenarse de charcos de agua