Una nave de la plaza de Padrón se queda con un solo puesto al cerrar su carnicería más antigua

Manuel Carbia baja la verja por jubilación y una frutería es ahora el último establecimiento


padrón / La Voz

Con el cierre este domingo de la carnicería Manolete, la primera nave de la plaza de abastos de Padrón se queda con un único puesto abierto, el de Frutas y Verduras Gelina. Después de quince años detrás del mostrador, el carnicero Manuel Carbia, de 65 años, echa el cierre por jubilación. Cuando él empezó, en la primera nave de la plaza, que es también la más antigua, había seis puestos pero, poco a poco, fueron cerrando todos, salvo la citada frutería.

«Antes a praza funcionaba mellor: había máis postos e máis animación», cuenta Manuel Carbia, hijo de carniceros que tuvieron puesto en otra de las naves del mercado padronés y que ahora regenta su hermano Tino. Manuel recuerda que el puesto que él atendía hasta hoy es la carnicería más antigua de todas, con más de cien años de actividad (la plaza se inauguró en el año 1903) y así lo corroboran varias clientes habituales, que estos días se llevaron la sorpresa del cierre del negocio.

Antes de tener la carnicería en la plaza de Padrón, Carbia atendía una pequeña tienda de ultramarinos en su lugar natal, en Cordeiro, en el municipio de Valga. De los quince años detrás del mostrador de la carnicería, Manuel Carbia guarda un buen recuerdo y dice que cesa la actividad «con pena» ya que, reconoce, echará de menos a los clientes, algo similar a lo que les ocurrirán a ellos, tal y como le decían estos últimos días. Y pena porque, asegura, que es un negocio que «dá para vivir», al contrario de lo que sucedía cuando él se hizo cargo de la carnicería, explica Manuel Carbia.

El carnicero es maestro de formación, al igual que su esposa, pero nunca llegó a ejercer. Es de la primera promoción del llamado Colegio Libre Adoptado de la capital del Sar, el centro que con los años se convertiría en el Instituto de Padrón. De esos tiempos aún se acuerda de cuando solo existía una nave de la plaza de abastos, la primera pegada al Paseo del Espolón, en la que está su carnicería y que, a partir de hoy, tendrá un solo puesto, el de Frutas y Verduras Gelina.

Mientras, las casetas que fueron cerrando en los últimos años siguen con la persiana baja, pese a que hay interés por hacerse con un puesto. «A este paso vai pechar toda a praza», lamenta una clienta habitual del recinto.

El Concello de Padrón tiene en el mercado cubierto una buena tarea pendiente, empezando por poner al día la concesión de los puestos abiertos, que está vencida, y licitar los que están cerrados que, a estas alturas, ya no son pocos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Una nave de la plaza de Padrón se queda con un solo puesto al cerrar su carnicería más antigua