Fesba tiene parada su ampliación por el elevado coste de enterrar una línea de alta tensión en los terrenos afectados

La principal empresa de Dodro pide la colaboración del Concello y Xunta para desbloquear la situación


Dodro

La principal empresa de Dodro, Fesba, dedicada a los productos congelados, principalmente cefalópodos, tiene parada su ampliación por la necesidad de enterrar una línea de alta tensión en los terrenos que adquirió para crecer, en el lugar de Tallós. La empresa lleva desde el año 2013 desarrollando un convenio urbanístico con el Concello para poder ampliar sus instalaciones y mejorar su capacidad productiva, ampliación que califica de «imprescindible para atender os pedidos dos nosos clientes xa que moitas veces temos que renunciar a algúns ao non poder cumplir os prazos de entrega requeridos», señala. 

La firma asegura que no puede asumir el coste de enterrar la línea que cruza los terrenos, que asciende a 600.000 euros. Así, explica que si a ese coste se le añade el de adquisición de los terrenos, desarrollo del convenio y urbanización, el presupuesto superaría el 1,1 millón de euros para el desarrollo del suelo. Teniendo en cuenta la superficie de la parcela industrial prevista, el precio por metro cuadrado superaría los 122 euros, según sus datos. 

Fesba asegura que ese precio por metro cuadrado es superior al precio de mercado de polígonos que están de lado de grandes ciudades gallegas y duplica el precio del suelo industrial en polígonos de la comarca como el de Boiro, Rianxo, A Pobra, Catoira o Pazos, entre otros.

De llevarse a cabo la ampliación, Fesba asegura que tiene previsto realizar una inversión inicial de 1,5 millones de euros y la creación de 30 nuevos empleos, «con todo o que isto implica na economía de Dodro e da comarca», señalan fuentes de la firma.

Por ello, Fesba pide la colaboración de la Xunta y del Concello para el desbloqueo de la situación y el estudio de posibles soluciones que «permitan a ampliación, o máis axiña posible, das instalacións de Tallós». La empresa asegura que la actual situación en la que trabaja le supone una «perda de competitividade con respecto a outras empresas do sector, coas consecuencias que isto pode ter». Además, añade la firma, «estase retrasando o investimento e a xeración de postos de traballo».

En este sentido, explica que «a maior parte da nosa plantilla é residente no concello de Dodro e noutros próximos, sen contar que parte das empresas de servizos que colaboran con Fesba no día a día tamén son da comarca». 

Fesba tiene más de 50 años de antigüedad. En 2018 su facturación ascendió a 26,5 millones de euros, el 85 % enfocada principalmente a la exportación y diversificada en 34 países. En la actualidad tiene 50 empleados fijos, llegando en momentos de pico de producción a 70. En los últimos tres años la empresa realizó inversiones de mejora de su proceso productivo y depuración por más de 2 millones de euros. 

A la vista de todo ello, Fesba reitera su petición urgente de colaboración a la Administración autonómica y a la local para buscar vías de solución para desbloquear la situación actual, que la empresa entiende que no solo es perjudicial para su actividad sino también para el crecimiento de la economía local y el tejido industrial de la comarca.   

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Fesba tiene parada su ampliación por el elevado coste de enterrar una línea de alta tensión en los terrenos afectados