El veto a más personal amenaza el parque comarcal de bomberos

El Ministerio de Hacienda no autoriza el incremento de plantilla para reforzar el servicio de Santiago y ampliarlo a los concellos incluidos en el plan supramunicipal


santiago / la voz

El proyecto del parque comarcal de bomberos con sede en Santiago y un ámbito de intervención que llegue hasta Ames, Teo, Brión, Boqueixón, Vedra, Oroso, O Pino, Padrón, Rois y Trazo ha sufrido un nuevo varapalo, que puede ser el definitivo. La razón es la misma que la planteada desde la entrada en vigor de la Ley de Estabilidad Presupuestaria: que no es posible incrementar la plantilla de bomberos para hacer frente a las necesidades de un parque comarcal.

El cuadro de personal del parque de Santiago ya es muy reducido. No llega al medio centenar de bomberos y el número estimado por Raxoi para trabajar con garantías, dentro del ámbito municipal sería de 65 personas. Pero, en caso de que este primer refuerzo llegue a incorporarse, algo que tardará en ocurrir, seguiría siendo del todo insuficiente para dar cobertura a una población de unas 200.000 personas, para la que se estima que son necesarios al menos noventa bomberos, prácticamente el doble del número actual de efectivos.

Este es el principal problema, un escollo que parecía solucionado pero que no lo está, con el agravante de que quizá no sea posible solventarlo, por lo que el modelo de parque comarcal con Santiago como sede puede venirse abajo, dejando al área metropolitana sin un servicio que es competencia municipal para concellos de más de 20.000 habitantes, y autonómica para el resto aunque en la provincia lo gestiona un consorcio, formado por Xunta, Diputación y concellos.

La decisión de incrementar personal le corresponde al Ministerio de Administraciones Públicas, pero este necesita el plácet del de Hacienda, y no lo tiene.

Ese problema no es nuevo, pero sí supone un cambio respecto a la previsión anunciada por Vicepresidencia, que en la recta final del gobierno de Rajoy daba por hecho el compromiso de Madrid para permitir un refuerzo de plantilla. En la última reunión oficial con representantes de los concellos afectados, celebrada el 13 de agosto, el conselleiro de Vicepresidencia, Alfonso Rueda, reiteraba su confianza en que este compromiso siguiese adelante con el nuevo gobierno y el parque se pudiese poner en marcha en septiembre.

Cinco meses después, el proyecto está bloqueado con la duda añadida de si el compromiso para permitir las contrataciones era real o no. De hecho, la información facilitada a los concellos desde la Administración central es que el veto al incremento de plantilla nunca quedó subsanado porque no es posible. Con todo, las conversaciones entre distintas administraciones siguen abiertas, por lo que se mantiene una mínima confianza en que el modelo elegido pueda ver la luz. La próxima semana están previstos nuevos contactos para buscar una solución.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El veto a más personal amenaza el parque comarcal de bomberos