La desidia de varias administraciones afea un lugar por el que pasa el Camino

Árboles enfermos o mal cuidados, una nave abandonada o un cementerio de material ferroviario deslucen el enclave


padrón / la voz

El lugar de A Escravitude, en el municipio de Padrón, espera «otro milagro» para que «sea liberada de la esclavitud de la desidia de distintas administraciones, que miran para otro lado». Así de claro se pronuncia un vecino del lugar, que lleva años denunciando una serie de deficiencias de este núcleo, por el que pasa el Camino de Santiago.

De hecho, un chequeo al lugar deja ver que necesita un poco más de atención. De entrada, lo más visible es el abandono de algunas casas antiguas pero, en el fondo, hay varios puntos que acrecentan su feísmo, tal y como señala este particular, que incide en que «lo que falla aquí es lo público».

Así, en su opinión, falla el Concello de Padrón, que dice que mira para otro lado cuando se le demanda el servicio de alcantarillado -hay un tramo que no lo tiene-, que arregle las aceras o que haga gestiones ante otras administraciones «para humanizar este enclave patrimonial», en el que se ubica el famoso santuario de A Escravitude. De hecho, el no disponer de servicio de alcantarillado tiene paralizado el proyecto de algún vecino emprendedor.

También falla, dice este particular, el Ministerio de Fomento, que «no pone medios para mejorar la seguridad de la carretera nacional, que es un peligro para vecinos y peregrinos». También asegura que Fomento ni siquiera es capaz de ponerse de acuerdo con el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) sobre la titularidad de unos árboles plantados entre la vía del tren y la nacional y que, en algún caso, están enfermos. «Cualquier día pueden desplomarse sobre la carretera», afirma el afectado.

Este vecino habla, además, de «desidia» de Fomento porque cada capa nueva de asfalto que echa en la vía nacional «entierra un poco más la fuente santa de dos caños situada al pie del santuario». Y olvido también del ADIF, que mantiene en A Escravitude un viejo almacén sin uso, además de material almacenado en un lugar que ya califica como «cementerio», todo ello junto a un muro de hormigón a medio caer y con silvas la mayor parte del tiempo. Con respecto al almacén, este vecino se informó y dice que «no aparece en el catastro», sin contar que, añade, el ADIF «reniega de la propiedad de los terrenos cuando se le habla de unos árboles enfermos que suponen un peligro». Por último, este particular se refiere también a la desidia de Patrimonio, que «tiene muchas exigencias para los particulares pero ninguna para las administraciones públicas», que parecen no existir en A Escravitude, dice.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
8 votos
Comentarios

La desidia de varias administraciones afea un lugar por el que pasa el Camino