Cuatro gotas que no pueden con la sequía

Las lluvias caídas en Santiago deberían mantenerse tres meses para paliar la falta de agua


santiago / la voz

Fue un típico temporal de otoño, con fuertes lluvias concentradas a primera hora de la tarde acompañadas de aparato eléctrico y fuertes vientos con rachas de hasta 78 kilómetros por hora que provocaron la caída de las hojas secas que todavía se mantenían en los árboles y que dieron lugar a curiosos remolinos de viento en las calles de Santiago. Pero fue más espectacular que efectivo, porque las lluvias que cayeron el miércoles en Santiago, y que tras la tregua de ayer amenazan con repetirse en la jornada de hoy, de poco valieron. Si se habla de sequía, no valieron casi nada, ya que debería llover con la misma intensidad durante varias semanas para solucionar el problema de la falta de agua.

Los técnicos de MeteoGalicia confirman que serían necesarios tres meses de lluvia, como en los inviernos de antaño, para que los ríos y embalses recuperasen sus parámetros normales, y en principio no parece que vaya a ser así. El último boletín hidrológico, publicado el día 20, situaba el embalse de Barrié de la Maza, por poner un ejemplo, al 22,4 % de su ocupación, el segundo más bajo de Galicia tras el de O Con, en Vilagarcía. Y no hay de momento indicios que permitan esperar una rápida recuperación.

La jornada de hoy se espera que sea de nuevo lluviosa, pero el fin de semana alternarán nubes y claros. La próxima semana podría llover de nuevo en la capital de Galicia, pero en principio, de forma moderada. Que dichas lluvias consigan impregnar los suelos depende de su constancia; no importa tanto que sean fuertes como que sean frecuentes.

23 l/m2

Lluvia recogida el miércoles

Cantidad acumulada en la estación del campus sur; en San Lázaro fueron 15,2 l/m2

Desprendimientos de una cornisa en Padrón y un poste derribado en Rois

El viento derribó un poste de teléfono en Rois, lo que provocó que los cables quedaran tirados sobre la pista local que conduce al colegio de Os Dices, de modo que los coches tuvieron que apartarse de ellos e incluso pasar por encima. El Grupo de Emergencias Supramunicipal (GES) con sede en Padrón cortó la vía al tráfico y avisó de la incidencia por lo que, poco tiempo después, los cables del teléfono ya fueron retirados. A causa de la caída del poste, hay usuarios en la zona sin servicio de teléfono fijo y sin conexión a Internet.

El GES también valló en Padrón un tramo de la Rúa Real, después de que se desprendieran a la vía pública fragmentos de la cornisa de un edificio. Según explicaron algunos viandantes, no es la primera vez que pasa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cuatro gotas que no pueden con la sequía